Con ponencia favorable, el Senado dará tercer debate al proyecto de ley que crea la prima de servicios para los trabajadores domésticos

Tal como lo hemos venido registrado en esta página, el proyecto de ley que busca crear la prima de servicios para los trabajadores domésticos avanza exitosamente en el Congreso de la República. La iniciativa ya fue aprobada por la Cámara de representantes en primero y segundo debates y ahora pasa al Senado en el cual recibirá el tercero y cuarto.  Agotado dicho trámite el articulado quedará listo para la sanción presidencial y de esa manera se incorporará a la legislación laboral.

En cuanto a la cuantía y forma de pago de dicha prestación social, vale anotar lo siguiente:

  1. Su monto sería igual al valor del salario mínimo más una suma igual al auxilio de transporte, y su pago se dividiría en dos entregas, así: una, a más tardar el 30 de junio y la otra antes del 21 de diciembre de cada año.
  2. Si el trabajador devenga horas extras y/o labora en días de descanso obligatorio, los pagos recibidos por tale conceptos, al igual que el correspondiente al recargo por trabajo nocturno, haría parte del salario base de liquidación de la prima.
  3. Si el trabajador recibe parte del salario en especie, la alimentación por ejemplo, ese pago también se tendría en cuenta para la liquidación de la mencionada prestación.
  4. En concreto, ese beneficio se liquidaría y pagaría en la misma forma en que se liquida la cesantía.

Veamos un ejemplo de cómo quedaría la situación:

Supongamos que la empleada doméstica percibe durante el semestre los siguientes pagos:

I. Salario mensual:$689.455
II. Auxilio de transporte $77.700
III. Horas extras $150.000
IV. Recargo dominical y festivo $100.000
V. Recargo por trabajo nocturno $50.000

Salario base de liquidación:

Vr. salario mensual + Vr. auxilio de transporte más (horas extras +recargo dominical y festivo +recargo por trabajo nocturno)/6, así:

$ 689.455 +$ 77.700 +($150.000 +$ 100.000 + $50.000)/6

= $ 689.455 + $77.700 +$ 50.000

= $ 817.155

Valor a pagar a pagar por concepto de prima semestral: $ 408.568, o sea, el 50% del salario promedio mensual en el semestre.

Ahora bien, si la empleada no percibe pagos adicionales al salario y al auxilio de transporte, la suma que recibiría por la prima sería $ 383.578

Trámite del proyecto

El proyecto de ley fue radicado el 20 de julio de 2015 en la Secretaría General de la Cámara.

Para primer debate en Comisión Séptima de la Cámara de Representantes fueron designados como ponentes los Representantes: Óscar Hurtado, Guillermina Bravo, José Élver Hernández Casas y Ángela María Robledo Gómez. Los ponentes presentaron ponencia favorable, que fue aprobada, con las mayorías requeridas en la sesión de Comisión Séptima del día 15 de septiembre de 2015.

Para segundo debate en la Plenaria de Cámara de Representantes, fueron designados como ponentes los mismos representantes y fue aprobada con las mayorías requeridas en la sesión plenaria del 14 de diciembre de 2015.

El proyecto salió de la Cámara y por tanto hizo tránsito al Senado de la República para cumplir con los dos debates reglamentarios que hacen falta, fue remitido a la Comisión Séptima del Senado de la República.

Según el secretario de la Cámara el proyecto de ley cumple con los requisitos contemplados en los artículos 154, 158 y 169 de la Constitución Política que hacen referencia a la iniciativa legislativa, unidad de materia y título de la ley respectivamente. 

Veamos a continuación algunos de los principales argumentos que aducen los legisladores  en favor del proyecto en cuestión: 

“Con la expedición del Código Sustantivo del Trabajo en el año de 1950 se estableció una diferenciación entre los trabajos domésticos, asociados principalmente a labores de mantenimiento del hogar y de cuidado de personas dentro de los núcleos familiares, para los cuales se consideró en su momento que no debía otorgarse prima de servicios por cuanto la filosofía economicista imperante consideraba que dichos actividades no generaban ganancias o utilidades y por lo tanto no merecían el reconocimiento de dicha prestación laboral; por otro lado, se determinó otro grupo de profesiones y oficios los cuales sí tenía derecho al reconocimiento de la prima de servicios domésticos.

“(…)”

Recientemente la honorable Corte Constitucional en la Sentencia C-871 de 2014 procedió a analizar la constitucionalidad del artículo 306 del Decreto 2663 del 5 de agosto de 1950 a la luz del Convenio 189 de la OIT que conforme al artículo 93 de la Constitución se integra al bloque de constitucionalidad, encontrando que existía una violación al Derecho Fundamental a la igualdad y de exclusión de la prima de servicios para trabajadoras y trabajadores domésticos desconoce las condiciones de trabajado digno con las cuales se comprometió el Estado colombiano al aprobar y ratificar la Convención 189 de la OIT; por lo tanto, la Corte Constitucional procedió a expedir una sentencia exhortaba con el fin de que el Congreso de la República legislara a fin de extender el reconocimiento en condiciones de universalidad de la prima de servicios a las empleadas y los empleados domésticos.

Con el fin de acabar definitivamente con la desigualdad creada por el Legislador de 1950 sobre la prima de servicios frente a los trabajadores domésticos, desarrollar el bloque de constitucionalidad y los compromisos adquiridos por Colombia ante el concierto internacional de naciones sobre el  trabajo decente de nuestras trabajadoras y trabajadores domésticos y atender la exhortación realizada por la honorable Corte Constitucional, el proyecto de ley que aquí se presenta pretende reconocer en condiciones de igualdad y universalidad el derecho prestacional a la prima de servicios para todos los trabadores y trabajadoras domésticos y con ello poner fin a por lo menos a 66 años de discriminaciones y abusos sobre los derechos prestacionales de esta población laboral vulnerable de Colombia.”

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

4 Opiniones
  1. Fernando Garcia dice:

    Ojala se les pueda cumplir a este grupo de personas que han sido, en muchos casos, humilladas y desprestigiadas por los empleadores. Gracias por la información.

  2. José Jainer Arias Vera dice:

    Desde hace mucho se volvieron "artículo" de lujo......ahora con esto, serían un diamante en bruto.
    Empiezan a valorarse y a respetarse como trabajadores, trabajadoras reales, aunque se coman lo mejor y varias veces al día.
    Con esto se aumenta el costo de vida.

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      Hace unos meses, cuando la Corte Constitucional instó al Congreso a legislar sobre el tema desde la base de que Colombia debe honrar sus compromisos adquiridos con los organismos internacionales (OIT, por ejemplo), se desarrolló en este espacio un debate interesante. Como ocurre siempre, y en todo, las opiniones estuvieron divididas: unos se mostraron de acuerdo con la creación de dicha prima, por considerar que no es justo que se discrimine a ese segmento de la población que tanto ha contribuido al bienestar de las familias asumiendo labores de por sí fatigantes como son la preparación de los alimentos, el lavado y planchado de ropa, el aseo de la casa, el cuidado de niños y de personas mayores, etc. (Así, quien escribe esta nota no tiene sino palabras de gratitud para esas personas que nos ayudaron a cuidar a nuestros hijos mientras mi señora y yo estábamos trabajando, y que aún hoy continúan acompañándonos y atendiéndonos). Otros, por su parte, consideran que la medida es populista, que lo que quieren sus promotores es congraciarse con un sector que pone votos, que las empleadas domésticas ya tienen suficientes beneficios, que ya no trabajan sino unas pocas horas al día, que cobran mucho por el día de trabajo, que se llevan para sus casas mercado y otros cosas, que ¡qué mas quieren!

      Aunque ambas partes tienen algo de razón, la verdad es que la medida no pasará inadvertida, toda vez que algunos de los hogares que hoy cuentan con servicio doméstico muy seguramente se verán obligados a prescindir de esos servicios, lo cual perjudicará a ambas partes: a los empleadores, porque tendrán que hacerse cargo de unos oficios que tradicionalmente no han atendido, y a esas empleadas, que se quedarán sin trabajo.

      Algunos estiman que debería modularse la obligación de pagar la prima, de tal suerte que sean las familias pudientes las que asuman dicho pago, y que se excluya de esa carga a los hogares de estratos medios y bajos. El problema que se presentaría en tal hipótesis es que las trabajadoras excluidas de la prima muy seguramente alegarían violación a su derecho fundamental a la igualdad. Y lo que es más importante, continuaría la discriminación que se pretende corregir con la implementación de la prima.

      En fin, el tema da para muchas discusiones.

      Saludos,

      incluso para las mismas empleadas domésticas, porque muy seguramente serán muchas las familias que tendrán que prescindir de los servicios de esas personas, pues su economía familiar no daría para asumir un costo adicional.

      • Alonso Riobó Rubio dice:

        Aclaración: el párrafo que se incluye después de la palabra "saludos," es producto de un error de mi parte, razón por la cual les ruego hacer abstracción de él.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.