SEO: La optimización On Page

Una vez se tiene el sitio montado y el análisis de keywords está listo, es el momento de optimizar en la medida de lo posible el sitio web para que a Google le resulte fácil leerlo, indexarlo, y posicionarlo. Estos tres elementos son fundamentales para obtener un buen posicionamiento en buscadores.

Lectura, indexación y posicionamiento

Los tres conceptos son imprescindibles, y necesarios para que el siguiente funcione correctamente. Así, una web que no se lee con facilidad, no podrá ser indexada, y si no es indexada, no podrá posicionar.

Por lectura entendemos que el sitio web sea fácilmente navegable y comprensible para los robots de búsqueda (también debería serlo para el usuario, recuerde, aunque eso no esté directamente relacionado con el SEO), así como que las tecnologías utilizadas en la web sean comprensibles para los robots (de nada serviría un artículo muy optimizado para una keyword concreta, dentro de un archivo flash).

La indexación, por otro lado, es el proceso mediante el cual Google coge tu sitio y lo coloca en su buscador, haciéndolo aparecer en los resultados de búsqueda. La mayoría de los problemas en este apartado tienen que ver con el hecho de que Google no sabe que existe su página web, o que le cuesta leerla. Si la parte de “lectura” se ha optimizado correctamente, bastará con asegurarse de que no hay un “no-index” en la web, para que Google indexe el contenido.

El posicionamiento, por último, no depende exclusivamente de su trabajo de SEO On Page, pero también es importante. Puede tener una página de fácil lectura e indexación, pero que no posicione correctamente, porque no está optimizando las entradas para ello.

¿Qué es importante en la optimización On Page?

En primer lugar, por el lado de la lectura, es importante que la arquitectura de su sitio web sea clara y sencilla, navegable, que cualquiera pueda encontrar lo que busca sin tener que pelearse con demasiados menús o categorías. La sencillez es lo más importante.

Si su sitio web requiere de muchas categorías, realice una taxonomía lo más clara posible, con unas cuantas categorías y, después, varias subcategorías dentro de cada una de ellas. Esto es fundamental, especialmente para la navegación de los usuarios (aunque también para los robots).

En segundo lugar, siguiendo con la lectura, es importante que cuente con un sitemap y se lo envíe a Google a través de Google Webmasters Tools. El sitemap es un archivo que se actualiza cada vez que añades una entrada o varía algo en su sitio, y que Google puede navegar con facilidad. El plugin Google XML Sitemaps es el más recomendable, y bastará con instalarlo y configurarlo para que esta labor se realice automáticamente.

En tercer lugar, si su sitio es de nueva creación, no debe preocuparse de nada más en lo referente a la lectura. Sin embargo, si su sitio es antiguo, revise que no existan archivos flash u otros elementos que Google no lee correctamente. En el pasado, había páginas hechas 100% en flash, y eso es lo peor que se puede hacer de cara al SEO.

Por la parte de la indexación, teniendo en cuenta que haya aplicado lo anteriormente descrito, no debería tener ningún tipo de problema. Asegúrese de que su WordPress, en Configuración, tiene desactivada la opción de “Disuadir a los motores de búsqueda de que indexen este sitio”.

Entrando en el apartado de posicionamiento, debe tener en cuenta los siguientes elementos para garantizar que la optimización de su sitio es correcta:

  1. Una keyword por entrada: Debe tener en cuenta que si quiere posicionar varias palabras clave, cada una de las páginas de su sitio debe tratar una palabra clave. Por ejemplo, si su sitio es de animales y quiere posicionar las palabras clave “gato”, “perro” y “loro”, deberá tener una entrada para cada una de esas tres palabras clave.
  2. Entradas optimizadas: Las entradas deben estar siempre optimizadas al máximo, esto incluye que la palabra clave esté en el título (al principio, preferiblemente), en un subtítulo H2, en el primer párrafo, en el último párrafo, en la descripción, texto en ALT y nombre de archivo de la imagen, y que cuente con una Keyword Density adecuada, de entre el 2 y el 4%.
  3. Keywords generales: Suponga que Google accede a su sitio y lee las tres páginas con las keywords “perro”, “gato” y “loro”. Puede que posicione para esas palabras clave, pero para la genérica y general de su sitio, que es “animales”, no posicionará su página principal. Para indicarle a Google que su sitio, en general, trata sobre un tema genérico, debe repetir las palabras clave generales (en este caso, “animales” o “fauna”) en todos los artículos.
  4. Velocidad de carga: La velocidad de carga es fundamental. Google ordena los resultados ofreciendo lo mejor para los usuarios, y los usuarios valoran mucho la velocidad de carga de un sitio web (si tarda más de dos segundos, pierde el 90% de sus visitas). Por lo tanto, si quiere posicionar, necesita una web rápida.
  5. URLs limpias: Las URLs, mientras más cortas y legibles, mejor. No añada caracteres extraños, ni guiones bajos, ni tildes, ni espacios, etc. URLs cortas y con letras, números (pocos, cuando sean imprescindibles), y guiones.
  6. Limpie los enlaces salientes: Cuando instala themes de WordPress o determinados plugins, suele ocurrir que éstos tengan enlaces salientes a la web del creador. Si es así, elimínelos. En principio es una labor sencilla, aunque si no tiene conocimientos de HTML, puede que necesite la ayuda de un programador.

Con esto, su sitio estará listo para ver la luz, ya que estará completamente optimizado para todo lo que Google valora en un sitio web: Que sea fácil de leer y navegar, que no le produzca problemas a la hora de indexarlo, y que esté optimizado de tal forma que la información que busca el usuario esté accesible.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.