¿Los servicios de mantenimiento, alquiler o puesta en marcha de equipos médicos y/o clínicos, prestados a una EPS, están excluidos del IVA?

Bien es sabido, que tratándose del servicio de salud humana su no sometimiento, al impuesto sobre las ventas, se encuentra regulado en los numerales 1 y 8 del artículo 476 del E.T.; pero, conforme a esos referentes, también, es evidente la complejidad para decidir cuáles servicios comportan la calidad de excluidos del tributo.  Por ello, entonces, el caso propuesto y las siguientes alusiones normativas, doctrinales y jurisprudenciales. 

Sea lo primero, pues, traer a colación lo consagrado en el aludido artículo 476 del E.T. en cuanto a que:

se exceptúan del impuesto los siguientes servicios: 

  1. Los servicios médicos, odontológicos, hospitalarios, clínicos y de laboratorio, para la salud humana.

 (…)

  1. Los planes obligatorios de salud del sistema de seguridad social en salud expedidos por autoridades autorizadas por la Superintendencia Nacional de Salud, los servicios prestados por las administradoras dentro del régimen de ahorro individual con solidaridad y de prima media con prestación definida, los servicios prestados por administradoras de riesgos laborales y los servicios de seguros y reaseguros para invalidez y sobrevivientes, contemplados dentro del régimen de ahorro individual con solidaridad a que se refiere el artículo 135 de la Ley 100 de 1993.

(…)”.

Para el presente caso, es de recordar – además – que el artículo 1 del decreto 841 de 1998 reglamentó parcialmente el E.T. y la ley 100 de 1993, en los aspectos tributarios relacionados con el Sistema General de Seguridad Social en Salud; y para cuyo efecto conviene  hacer mención a que:

“de conformidad con lo previsto en los numerales 3 y 8 del artículo 476 del Estatuto Tributario, están exceptuados del impuesto sobre las ventas los siguientes servicios vinculados con la seguridad social de acuerdo a lo dispuesto en la Ley 100 de 1993:

A. Los servicios que presenten o contraten las entidades administradoras del régimen subsidiado y las entidades promotoras de salud, cuando los mismos tengan por objeto directo efectuar:

1. Las prestaciones propias del Plan Obligatorio de Salud a las personas afiliadas al sistema de seguridad social en salud tanto del régimen contributivo como del subsidiado.

(…)”.

Aunado a lo anterior, resulta oportuno citar el siguiente aparte del  concepto 18131 de junio de 2015:

““(...) “En los términos de la ley y la jurisprudencia, los recursos correspondientes a las unidades de pago por capitación (UPC) que administran las EPS y las ARS están destinados exclusivamente a la prestación de los servicios de salud previstos en el plan obligatorio de salud. El plan obligatorio de salud (POS) se define, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 7 del Decreto 806 de 1998, como “el conjunto básico de servicios de atención en salud a que tiene derecho, en caso de necesitarlos, todo afiliado al Régimen Contributivo que cumpla con las obligaciones establecidas para el efecto y que están obligadas a garantizar a sus afiliados las Entidades Promotoras de Salud ...”. Los servicios que corresponden al plan obligatorio de salud (POS) son exclusivamente los que de manera expresa señalan los numerales 3 y 8 del artículo 476 del Estatuto Tributario, en concordancia con el numeral 1 del literal a) del artículo 1° del Decreto Reglamentario 841 de 1998 (estos últimos definidos como servicios vinculados a la seguridad social), los cuales pueden ser prestados o contratados por las EPS y las ARS.

En consecuencia, para efectos del IVA, la exoneración tributaria en favor de las unidades de pago por capitación (UPC) implica que los servicios que contraten las EPS y las ARS, cuando tengan por objeto directo efectuar las prestaciones propias del POS, no se encuentran sometidos al impuesto. En otras palabras, la exoneración de impuestos para los recursos del POS, a que hacen referencia los fallos de la honorable Corte Constitucional citados en el presente concepto, para efectos del IVA, coincide con las exclusiones del gravamen expresamente contempladas en los numerales 3 y 8 del artículo 476 del Estatuto Tributario y en el numeral 1 del literal a) del artículo 1° del Decreto 841 de 1998 ...”.

De lo antes mencionado, se ha valido la Administración Tributaria para atender los cuestionamientos sobre el sometimiento o no, al IVA, de los servicios de arrendamiento de inmuebles en favor de las EPS y del servicio de vigilancia prestado a las mismas entidades; debiéndose precisar que, respecto del primero concluyó la no sujeción al tributo (concepto 7620  marzo de 2015), pero en relación con el segundo clarificó su responsabilidad con el impuesto sobre las ventas (concepto 18131 de junio de 2015).

A partir del interrogante propuesto, la Autoridad Tributaria manifiesta que “en cuanto a los servicios de mantenimiento, alquiler o puesta en marcha de equipos médicos y/o clínicos, estos estarán excluidos del impuesto a las ventas, siempre y cuando tengan por objeto directo y exclusivo efectuar las prestaciones propias del POS, teniendo en cuenta que, como lo manifestó la honorable Corte Constitucional en la Sentencia C-824 de 2004, ya mencionada, “… es necesario que una parte de los recursos del SGSSS sean dedicados a gastos administrativos, precisamente para que el sistema pueda operar y puedan ser realizados los actos médicos, entonces es obvio que los dineros destinados a financiar esos gastos administrativos son recursos del sistema de seguridad social, que no pueden entonces ser gravados, ya que dichos gravámenes implican que una parte de esos ingresos entraría a engrosar el presupuesto general, con lo cual un componente de los dineros de la seguridad social es destinado a otros propósitos, con clara vulneración de la prohibición prevista en el artículo 48 superior”.  (Resaltado por fuera del texto) Oficio 023332 agosto de 2015

Si bien, pareciese que la doctrina y la jurisprudencia misma brindasen claros parámetros para el entendimiento, o determinación, de los servicios excluidos de que tratan los numerales 1 y 8 del E.T. (reglamentados por el artículo 1 del decreto 841 de 1998); en la práctica subsiste la dificultad de precisar cuando el servicio a evaluar tiene por “objeto directo y exclusivo efectuar las prestaciones propias del POS”, para colegir – en consecuencia – su sometimiento o no al impuesto sobre las ventas.

Por lo pronto, y a manera de síntesis, en el entendimiento de la doctrina oficial de la DIAN:

  • El arrendamiento de inmuebles para EPS, es un servicio excluido del IVA. (concepto 7620  marzo de 2015)
  • El servicio de seguridad y vigilancia prestado a EPS, se encuentra gravado con el IVA. (concepto 18131 de junio de 2015)
  • Los servicios de mantenimiento, alquiler o puesta en marcha de equipos médicos y/o clínicos, prestados a una EPS, no están sometidos al IVA; siempre y cuando tengan por “objeto directo y exclusivo efectuar las prestaciones propias del POS.  (Oficio 023332 agosto de 2015)

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.