Si hay duda respecto a si el contrato es de trabajo o de servicios, se presumirá que es de trabajo

El artículo 24 del código sustantivo del trabajo reza que toda relación personal de trabajo se presume que está regida por un contrato de trabajo, y la jurisprudencia ha dicho que en aquellos casos en que existe una duda que impide inequívocamente determinar si el contrato entre las partes es de trabajo o de servicio, se presumirá que es un contrato de trabajo.

El trabajador ha sido relevado de la obligación de probar la subordinación en virtud del artículo 24 del código sustantivo del trabajo, de manea que es el empleador el que tiene que demostrar la ausencia de la subordinación y por consiguiente, la inexistencia de la relación laboral, pero si no lo consigue de forma clara y contundente, se configura la presunción de que trata el artículo 24 del código sustantivo del trabajo.

La corte suprema de justicia, en sentencia de hace ya rato pero aún vigente (27 de junio de 2000, radicación 14096, MP Francisco Escobar), se pronunció en los siguientes términos:

De conformidad con el artículo 24 del C.S.T debe presumirse que toda relación de trabajo personal  está regida por un contrato de trabajo. Consiguientemente, si en un proceso se establece que se dio una prestación personal de servicios remunerada y se desconoce si fue subordinada o no, o subsiste duda a este propósito, deberá el respectivo juez concluir que la relación estuvo regida por un contrato de trabajo con las consecuencias jurídicas que ello pueda aparejar.

Añade y precisa la corte:

Sin embargo, importa insistir que el referido canon no pretendió abolir las relaciones laborales independientes, ni en modo alguno las descartó, pues al contrario supone que el concepto de relación de trabajo es un género que contiene especies diversas entre las cuales, fuera de la modalidad subordinada descrita y definida en los dos artículos precedentes del estatuto, se hallan las prestaciones de servicios que en modo independiente y bajo diversas expresiones contractuales efectúan personas naturales en beneficio de otras naturales o jurídicas con derecho a remuneración. Solo que el artículo 24 en desarrollo del concepto de protección al trabajador consagra la presunción que arriba quedó enunciada, de forma que este se halla liberado de acreditar la subordinación como elemento esencial que es del contrato de trabajo, cosa que no impide que aparezca la prueba de que el vínculo en cuestión en realidad fue independiente.

Se concluye que el empleador tiene la obligación de probar la inexistencia de la relación laboral, y debe hacerlo sin dejar sombra de duda, pues de lo contrario el juez tendrá que dar aplicación a la presunción a que se refiere el artículo 24 del código sustantivo del trabajo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.