Si mi proveedor se niega a expedirme factura estando obligado ¿puedo tomarme la deducción y los impuestos descontables?

En muchas zonas del país es normal que las transacciones comerciales sean contrarias las normas legales. De allí, se desprenden situaciones grises que impiden llevar un sistema de información óptima, con las implicaciones fiscales que ello acarrea.

Contratos libres de impuestos, pagos por servicios sin soporte de seguridad social, pago a personas no inscritas en el RUT, la obligaciones de recibir facturas sin el cumplimiento de los  requisitos exigidos por la normatividad fiscal, y en el peor de los casos la obligación de hacer pagos sin facturas.

Pues bien, teniendo en cuenta se consultó a la DIAN si en virtud del principio de equidad y justicia, un contribuyente podía tomar la deducción e impuestos descontables no siendo facturado por el contratista.

Y la DIAN como era de esperarse señaló que no era viable basado en la sentencia C-733 de 2003, argumentando lo siguiente:

“Ante la contundencia de los argumentos expresados en la anterior sentencia para otorgar la exequibilidad al artículo 771-2 en estudio, no puede este Despacho más que reiterar que la norma condiciona el reconocimiento de costos y deducciones en el impuesto sobre la renta y de los impuestos descontables en el IVA, a que el vendedor del bien o prestador del servicio cumpla con la obligación de expedir la factura de que trata el artículo 617 del Estatuto Tributario y por parte del adquiriente a exigirla, dando cumplimiento al deber de colaboración del artículo 618 ibídem. La exigencia de la factura permite adicionalmente forzar  al proveedor o prestador de servicios a declarar todos sus ingresos constituyéndose en elemento para que la Administración Tributaria pueda constatar o desvirtuar la veracidad sobre el monto declarado.

Por lo expuesto, no es viable legalmente que en los casos en que se deba expedir la factura de venta de bienes o por la prestación de servicios, esta se omita y en lugar el reconocimiento del gasto por estas operaciones pudiera hacerse con otro medio de prueba; pues la norma establece una  tarifa legal probatoria.

Corresponde a los contratantes velar por el estricto cumplimiento de las obligaciones fiscales y adoptar las medidas necesarias para ajustarse a ellas.

De otra parte, si el contratista se niega a expedir la factura, además de lo anterior, corresponderá  al contratante en su deber de colaboración, formular la respectiva denuncia ante las autoridades tributarias para que se adelanten las acciones pertinentes.”

Así las cosas, es imperativo tener la factura o documento equivalente para tener derecho a la deducción o impuestos descontables.

Nota: Y pensar que en ocasiones a pesar de tener la factura o documento equivalente la DIAN no reconoce la tarifa legal de la factura o documento equivalente.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.