¿Si un afiliado cotiza para salud como trabajador y como pensionado, tiene derecho al pago de incapacidades médicas?

Un lector formula la siguiente pregunta: “Una persona que esté pensionada pero activa laboralmente, y por lo mismo cotiza para salud como pensionado y como independiente, en caso de una incapacidad tiene derecho a que se la paguen por lo que cotiza como independiente?

Ante esa pregunta, la primera respuesta que se le ocurre a cualquiera es que en tales circunstancias la persona incapacitada sí tiene derecho a esa prestación económica, pues no es fácil entender que quien viene recibiendo salario y pensión, al enfermarse deje de percibir el salario y no obtenga a cambio de éste una compensación que le permita conservar el nivel de ingresos que venía recibiendo mensualmente. Es de asumir que el pensionado que trabaja lo hace porque el valor de su pensión le resulta insuficiente para cubrir el monto de sus gastos.

A lo anterior se le suma el hecho de que siendo los pensionados el segmento social que más aporta al Sistema General de Salud (pues los trabajadores activos sólo pagan el 4% y los empleadores con dos o más trabajadores que no pagan ni un peso), no parece justo que se los prive de tal beneficio.

Pero como lo legal y lo justo no siempre van de la mano, y este es uno de esos casos, la ley ha previsto que si la incapacidad es de origen común (enfermedad general o accidente de carácter no laboral) el pensionado trabajador no tiene derecho al pago de dichas incapacidades.  Y sólo habrá lugar a esa prestación económica cuando la incapacidad se ha derivado de un accidente laboral (accidente de trabajo) o de una enfermedad laboral (enfermedad profesional), siempre y cuando el enfermo o siniestrado esté afiliado a una Administradora de Riesgos Laborales (ARL).

Lo anterior, de conformidad con los términos del Artículo 28 del Decreto 806 de 1998  que dispone lo siguiente:

Artículo  28. Beneficios de los afiliados al Régimen Contributivo. El Régimen Contributivo garantiza a sus afiliados cotizantes los siguientes beneficios:

  1. a) La prestación de los servicios de salud incluidos en el Plan Obligatorio de Salud, POS, de que trata el artículo 162 de la Ley 100 de 1993;
  2. b) El subsidio en dinero en caso de incapacidad temporal derivada por enfermedad o accidente ocasionados por cualquier causa de origen no profesional; 
  3. c) El subsidio en dinero en caso de licencia de maternidad.

Los pensionados cotizantes y los miembros de su grupo familiar que no estén cotizando al sistema recibirán únicamente las prestaciones contempladas en el literal a) del presente artículo.

Parágrafo. (…)

En el mismo sentido se pronunció el Ministerio de Salud en su concepto No. 201311200111231 del 31 de enero de 2013.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. gustavo cruz dice:

    Buenos dias la legislación debe obligar a las empresas que se les pague las incapacidades de origen común y accidente de trabajo al pensionado que contratan para ejercer una actividad laborar, en caso contrario entonces para que la ley permite contratar a una persona para ejercer determinada actividad laboral. gracias

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.