¿Si un afiliado se retira del Sistema General de Pensiones y pide la devolución de aportes, le pueden embargar los dineros recibidos?

Un lector nos hace la siguiente pregunta:

“Si una persona tiene una deuda con una cooperativa o con  una entidad financiera, y  solicita al fondo de pensiones la devolución de sus aportes, esos recursos que recibe por tal concepto pueden ser embargados  por la Cooperativa o por la entidad financiera acreedora?

Planteo esta inquietud por cuanto se trata de un tema de frecuente consulta  y las respuestas son múltiples y se prestan para confusión.”

Empecemos por recordar que la devolución de saldos fue establecida como un mecanismo con el cual se busca auxiliar a la persona que cotizó al sistema pensional pero que por distintas razones no pudo consolidar su derecho. La devolución de saldos (fondos privados), al igual que la indemnización sustitutiva (Colpensiones), constituye un auxilio económico para todas aquellas personas que, teniendo la edad para pensionarse no cuentan con el capital necesario o la cantidad de semanas mínimas requeridas para consolidar su derecho pensional y no tienen la posibilidad económica de seguir cotizando al sistema para adquirir dicho beneficio. Constituye un derecho imprescriptible, irrenunciable y suplementario.

Ahora bien, el artículo 134 de la ley 100 de 1993, dispone:

ARTÍCULO 134. INEMBARGABILIDAD. Son inembargables:

“(…)

  1. Las sumas abonadas en las cuentas individuales de ahorro pensional del régimen de ahorro individual con solidaridad, y sus respectivos rendimientos.

(…)

  1. Las pensiones y demás prestaciones que reconoce esta Ley, cualquiera que sea su cuantía, salvo que se trate de embargos por pensiones alimenticias o créditos a favor de cooperativas, de conformidad con las disposiciones legales vigentes sobre la materia.
  1. (…)”

 De conformidad con lo que se viene de anotar, los dineros aportados por los afiliados a los fondos privados y depositados en las cuentas individuales son inembargables. 

La razón de la “inembargabilidad” de dichos aportes obedece al interés del legislador de evitar que los mismos terminen aplicándose a fines distintos de los que dieron lugar a su depósito, es decir a la consolidación de la pensión.

Sin embargo, como la pregunta del lector no versa sobre la embargabilidad o inembargabilidad de los aportes cuando estos se hallan en poder del fondo, sino una vez son devueltos al afilado, la respuesta no está dada, y por tanto es menester elaborarla.

En nuestra opinión, la garantía de la inembargabilidad desaparece una vez dichos aportes salen de manos del fondo e ingresan al patrimonio del cotizante.

Y así lo consideramos  por cuanto la inembargabilidad debe ser expresa y no existe, o por lo menos no conocemos, una norma legal que contemple esa excepción a la regla general según la cual el patrimonio de las personas está llamado a responder por las obligaciones del deudor. Y además, porque  con la devolución de los aportes desaparece la causa que le dio origen a dicho ahorro.

No obstante lo que se viene de decir, es pertinente anotar que no por ello dichos dineros quedan huérfanos de protección, dado que si son depositados por el reclamante en una cuenta de ahorros o corriente, ellos quedan cobijados por la norma que señala que los depósitos hechos en cuentas bancarias son inembargables hasta un tope que actualmente es de $33.514.152 

En conclusión, una vez el trabajador recibe los dineros correspondientes a la devolución de sus aportes para pensión, éstos quedan expuestos a la acción de los acreedores,  a menos que los conserve en una cuenta bancaria, o debajo del colchón.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.