Si una cooperativa de trabajo asociado realiza intermediación laboral se puede configurar el contrato de trabajo realidad con la empresa contratante

Si una cooperativa de trabajo asociado realiza intermediación laboral, es posible que se configure un contrato de trabajo realidad entre el trabajador y la empresa contratante o usuaria a quien el trabajador presta los servicios.

Esta posibilidad está contemplada en el numeral 4 del artículo 7 de la ley 1233 de 2008 que dice:

Tanto la potestad reglamentaria como la disciplinaria sólo será ejercida por la precooperativa o cooperativa de trabajo asociado. En ningún caso, tales potestades podrán ser ejercidas por el tercero contratante. Si esto llegare a suceder se configurará de manera automática un contrato de trabajo realidad y, además, el contratante deberá soportar los efectos previstos en el numeral anterior, sin perjuicio de otras consecuencias legales

Adicionalmente, el artículo 4 del decreto 2025 de 2011 que reglamente la ley 1233 ya referida y la ley 1429 de 2010 dice que:

Al tercero que contrate con una Cooperativa o Precooperativa de Trabajo Asociado que incurra en intermediación laboral o que esté involucrado en una o más de las conductas descritas en el artículo anterior o que contrate procesos o actividades misionales permanentes, se le impondrá una multa hasta de cinco mil (5.000) smlmv, a través de las Direcciones Territoriales del Ministerio de la Protección Social. Lo anterior, sin perjuicio de lo señalado en el numeral 4 del artículo 7° de la Ley 1233 de 2008, con base en el cual el inspector de trabajo reconocerá el contrato de trabajo realidad entre el tercero contratante y los trabajadores.”

Pero no solo la ley considera la posibilidad de que se configure un contrato de trabajo realidad entre el trabajador y la empresa usuaria de la cooperativa de trabajo asociado, puesto que la Corte constitucional en varias sentencias de tutela ha defendido dicha posibilidad, como por ejemplo en la sentencia T-504 de 2008 con ponencia del magistrado:

Ahora bien, es posible que la forma de ejecución del objeto cooperativo modifique la relación entre los cooperados o incorpore nuevas formas de contratación[6]. En efecto, esta Corporación ha señalado  que en los eventos en que el cooperado no trabaja directamente para la Cooperativa sino que lo hace para un tercero respecto del cual recibe órdenes y cumple horarios y la relación con este último surge por mandato de aquella[7], puede  predicarse la existencia de un vínculo subordinado que da lugar a la aplicación de la legislación laboral, como quiera que la relación del cooperado permite colegir la existencia de un contrato realidad por el encubrimiento de la vinculación a través de un contrato cooperativo, en el que se reúnen los elementos esenciales del contrato de trabajo.”

Es evidente que  si el trabajador cooperado actúa como un trabajador más de la empresa, de manera tal que recibe órdenes y además puede ser amonestado o sancionado por la empresa contratante del servicio, se dan los supuestos para que se configure una relación laboral.

Es muy común por ejemplo que una empresa exija a sus trabajadores que en adelante deben vincularse a una cooperativa de trabajo asociado para seguir laborando con la empresa. En ese caso se configura claramente una intermediación laboral donde los empleados son obligados por la empresa a crear una CTA o a que se afilien a una pero la empresa sigue manteniendo su poder de subordinación sobre sus trabajadores. La CTA no es más que una figura decorativa con el fin de que el empresario pueda eludir todas las responsabilidades laborales con sus trabajadores.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.