Si va a evadir o eludir impuestos sea coherente con su forma de vida

Si usted, cansado de pagar la buena vida de los políticos de turno decide que no está dispuesto a pagar la fiesta ajena, y por tanto no pagará más impuestos, o pagará lo menos posible, además de idear la forma de hacerlo, debe considerar que su modo de vida debe ser acorde con lo que se supone que tiene y que gana.

Para no pagar impuestos y que su gobierno no se entere debe ocultar ingresos y activos; se supone que usted no paga más impuestos porque no tiene dinero, de modo que su estilo de vida deberá ser coherente con ello si es que no quiere que algún burócrata de hacienda sospeche que usted gana más de lo que ha dicho.

No es razonable declararle al departamento de hacienda una ganancia anual de tan sólo 10.000 dólares cuando usted es poseedor de un yate, un avión privado o una mansión de un millón de dólares. Cualquiera que mire su denuncio rentístico y lo compare con su estilo de vida asumirá que no corresponde con la realidad y podrá ser acusado de evadir impuestos o de enriquecimiento injustificado, o las dos cosas al tiempo.

No se puede pagar impuestos como pobre y vivir como rico. Eso es un deporte de alto riesgo.

Esta realidad obliga a que la persona deba hacer una correcta planeación y gestión de estilo de vida para que no genera a sospechas que den lugar a iniciar una investigación fiscal o incluso penal. Hay que lograr un equilibrio entre lo que se declara y lo que se tiene o se gana para evitar llamar la atención de algún ente regulador.

No significa esto que no se pueda disfrutar del dinero, pero debe hacerse con la debida precaución para evitar suspicacias.

Por ejemplo, si usted reside en el país A y oculta una gran cantidad de ingresos y activos, los lujos se los puede dar en el país B o C, de manera que en A usted sea reconocido por lo que dice tener.

La ostentación y el lujo llaman la atención tanto de hacienda como de los criminales, los dos con el mismo objetivo: apoderarse de lo  ajeno.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.