Sociedad comercial colombiana no se puede transformar en sucursal de sociedad extranjera

La superintendencia de sociedades ha precisado (Oficio 220-177560 Del 05 de Diciembre de 2012) que una sociedad comercial colombiana no se puede transformar en una sucursal de una sociedad extranjera.

La superintendencia ha recordado que “La sucursal de sociedad extranjera no tiene una personalidad jurídica diferente a la de la matriz, se trata de un establecimiento de comercio que se establece en el territorio nacional, para que la sociedad del exterior pueda actuar por su conducto, sin que sea titular de derechos ni de obligaciones en forma autónoma de la sociedad extranjera.”, por lo que se debe entender que nos posible que una sociedad colombiana, que es una persona jurídico independiente y autónoma, pueda convertirse en una sucursal que no tendrá esa personería jurídica independiente.

También ha precisado la superintendencia de sociedades que “Las sucursales de sociedades extranjeras se rigen en el país conforme a las disposiciones contenidas en el título Vlll, del libro ll del Código de Comercio, denominado " de las sociedades extranjeras" que consagra algunas de las obligaciones que adquieren por el hecho de su incorporación, así como la obligación de ceñirse en lo pertinente por las normas de la liquidación de las sociedades por acciones, sin perjuicio de que según el artículo 492 del Código de Comercio, puedan acceder a los procesos concursales o acogerse a la promoción de un acuerdo de reestructuración en los términos de la ley 1116 de 2006.

De las consideraciones que anteceden se observa que la sucursal de una sociedad extranjera no corresponde a ninguno de los tipos societarios establecidos por el legislador en Colombia, de suerte que no puede una sociedad comercial por la vía de la transformación, cambiar su naturaleza jurídica para convertirse en sucursal de una sociedad en el exterior; este mecanismo legal, permite que una sociedad antes de su disolución adopte un tipo social diferente, sin que se produzca solución de continuidad en la existencia de la sociedad como persona jurídica, ni en sus actividades, ni en su patrimonio, como lo dispone el inciso segundo del artículo 169.

Por su parte, si una la sociedad extranjera, tiene actividades permanentes en el país, lo que le corresponde es incorporar una sucursal, para lo cual debe proceder a incorporarse en los términos del artículo 471 y siguientes del Código de Comercio.

Lo que podrá hacer la sociedad extrajera, posiblemente, es comprar la sociedad colombiana y luego con parte de los activos, o todo, según su criterio, crear una sucursal suya en el país.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. jairo osorio dice:

    el comentario me cae como anillo al dedo, sería posible publicar un comentario sobre la modalidad comentada en el inciso final del escrito?

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.