Sociedades offshore y fideicomisos internacionales: juntos funcionan mejor

Hay personas que no están dispuestas a entregar su capital fruto de toda una vida de arduos trabajo a su gobierno corrupto e incompetente y están decididos a proteger sus activos y ganancias de las avariciosas manos de los políticos, y para ello utilizan la doble figura de la sociedad limitada offshore y el fideicomiso internacional.

El simple hecho de pasar sus bienes a una sociedad de responsabilidad limitada offshore colca una fuerte barrera de protección al patrimonio, por cuanto ningún tribunal tendrá la jurisdicción ni la capacidad de hacer cumplir una sentencia en otro país, y menos si ese otro país es un paraíso fiscal.

Sin embargo, si su gobierno tiene el suficiente poder y la suficiente influencia, existe algún riesgo que utilice ese poder para doblegar al gobierno o a los jueces de ese paraíso fiscal, que suelen ser pequeños territorios, por lo que si ese es su caso, es conveniente colocar una capa adicional de protección, y ahí es donde entra en juego el fideicomiso internacional.

La estrategia consiste en que la sociedad offshore constituya un fideicomiso internacional, preferiblemente en otro país, que por supuesto también debe ser un paraíso fiscal, y transfiera la propiedad de sus bienes a la correspondiente fiduciaria, de manera que cuando algún juez pretende ejecutar una sentencia contra la sociedad offshore, se encontrará con que esta no dispone de bienes para apropiarse.

Esta estrategia es lo suficientemente disuasoria para que la mayoría de abogados y amigos del fruto del trabajo ajeno desistan de su intención de echar mano a lo que no es suyo, por cuanto el elevado costo en que deben incurrir para lograrlo no compensan los probables beneficios, que en la mayoría de los casos será ninguno.

Si se tiene el capital suficiente, y la disposición necesaria para hacer lo que se requiera, se logra proteger el patrimonio, y el esfuerzo vale la pena cuando hay interesados en apoderarse del 40%, 50% y hasta más de lo que es suyo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.