¿Solo hay lugar a rechazo de la acción de cumplimiento cuando no se aporta prueba de la renuencia de la entidad infractora?

La acción de cumplimiento tiene un trámite muy corte dado su finalidad y el carácter preferencial que le otorgo la ley 393 de 1997, incluso el juez a la hora de decidir lo tendiente a una acción de cumplimiento puede obviar la poca formalidad que la envuelve y dictar un fallo, siempre y cuando este se fundamente en un medio de prueba del cual se concluya una grave o inminente violación de un derecho,  por el incumplimiento de una obligación contenida ya sea en una norma con fuerza material de ley o en un acto administrativo.

Cuando exista la prueba que demuestre la violación del deber contendido en la norma o acto invocado como violado por el actor, solo se podrá obviar el aspecto formal del trámite de la acción de cumplimiento, cuando el demandado no haya hecho uso del derecho de pedir pruebas,  de conformidad con lo señalado en el artículo 15 de le ley 393 de 1997 el cual señala lo siguiente:

“En desarrollo del principio Constitucional de la prevalencia del derecho sustancial sobre el procesal, el Juez que conozca de la solicitud podrá ordenar el cumplimiento del deber omitido, prescindiendo de cualquier consideración formal, siempre y cuando el fallo se funde en un medio de prueba del cual se pueda deducir una grave o inminente violación de un derecho por el incumplimiento del deber contenido en la Ley o Acto Administrativo, salvo que en el término de traslado el demandado haya hecho uso de su derecho a pedir pruebas”.

Es necesario señalar que el hecho de que se pueda prescindir de lo formal, no traduce que la admisión de la acción de cumplimiento no debe ser notificada a la autoridad demandada, pues si no se efectúa tal notificación, se estaría violando el derecho a la defensa y como consecuencia el debido proceso, de lo que si se podría prescindir es de la práctica de otras pruebas por ejemplo, valga decir cuando estas no hayan sido solicitadas por el demandado como bien lo establece el artículo mencionado.

Por el trámite corto que se ha señalado en la ley a la acción de cumplimiento, lo cual es lógico, pues se busca evitar un perjuicio mayor al que pueda generar el incumplimiento del deber señalado en la norma o en el acto administrativo según el caso, la única causal de rechazo pleno de la demanda es el hecho de no aportar con la solicitud la prueba de renuencia.

Ahora siempre y cuando en la demanda no se argumente el hecho, de no poder aportarse, ya que de realizarse (la constitución en renuencia) podría generarse el inminente peligro de sufrir un perjuicio irremediable; es necesario que dicha situación se sustente en la demanda. No hay que olvidar que la acción de cumplimiento además será rechazada cuando se haya inadmitido sino se subsana dentro del término señalado para ello.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. JOSE JAIR COLORADO ALZATE dice:

    MAGISTRAL EXPLICACIÓN EXCELENTE, DEMUESTRAN UN GRAN CONOCIMIENTO DEL DERECHO FEICITACIONES

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.