Standard & Poor's acusada de fraude

La agencia calificadora de riesgo  Standard & Poor's ha sido acusada de fraude por el gobierno de estados unidos a través del departamento de justicia, una reacción tardía que seguramente nada solucionará pues el problema ya está causado  y andando.

Standard & Poor's  es acusada de ser, en parte, responsable de la crisis sobre hipotecas de alto riesgo o basura, debido a que fue esta agencia calificadora de riesgo quien otorgó altas calificaciones a esas inversiones, calificaciones en las que se basaban los inversionistas para comprar dichos títulos.

La acusación de fraude está acompañada de una solicitud de compensación por 5.000 millones de dólares a la firma calificadora por los perjuicios económicos causados por sus  calificaciones que a día de hoy se sabe que no fueron objetivas y que incluso fueron interesadas.

Se acusa a esta agencia de calificación de no actualizar los criterios de evaluación y calificación entre 2004 y 2007 periodo previo a la gran crisis de las hipotecas subprime, actualización que no hizo en beneficio de su modelo de negocio que consistía en que quienes compraban las calificaciones (bancos de inversión y emisores)  solían elegir  las que daban mayor puntaje, puntaje alto que no podían dar si hubieran actualizado sus estándares de medición.

Los bancos de inversión que hicieron su gran negocio con las hipotecas basura que llevaron a la burbuja, en tiempos de euforia solo están interesados en comprar títulos con altas calificaciones, por lo que se acusa a la calificadores de riesgo de omitir o subvaloras deliberadamente  una serie de riesgos con el único fin de conseguir más negocios, puesto que el mercado (que es irracional según se lee de la historia) estaba exigiendo altas calificaciones.

Sin duda que los grandes bancos de inversión conocían el riesgo de presionar a las calificadoras de riesgo para que flexibilizaran sus criterios de evaluación (ese era su negocio precisamente), riesgo que no conocían los millones de pequeños inversionistas que confiando en las altas calificaciones dadas por la agencias de rating invertían confiada o ingenuamente con el resultado final que ya conocemos. Ante este panorama, no es difícil que todo el mundo tenga claro que las agencias calificadores de riesgo actuaron dolosamente con fines de lucro propio, y hoy, casi 6 años después, parece ser que la justicia americana también lo tiene claro.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.