Subcapitalización: consideraciones generales

La reforma tributaria (ley 1607 de 2012) introdujo en el estatuto tributario la figura de la subcapitalización contemplada en el artículo 118-1 del estatuto tributario. Pero ¿Qué motivo tuvo el gobierno para incluir dicha norma?

Para empezar, podemos definir las normas de subcapitalización como una de las normas anti abuso, que pretende limitar la deducción por concepto de intereses.

De forma muy general analizaremos las principales diferencias entre dividendos e intereses que conllevan a este tipo de medidas:

  1. La constitución de un préstamo no tiene ningún impuesto adherido como tal, mientras que la constitución de una sociedad, o una transferencia patrimonial requiere un costo.
  2. La diferencia entre las fuentes de financiación ajenas y propias inciden directamente en la forma de reparto, unos mediante dividendos otros mediante intereses.
  3. Los intereses, contrario a los dividendos, son gastos deducibles de conformidad con el artículo 118 del estatuto tributario, es decir que se ahorraría  en impuestos una carga de al menos un 25% de impuesto de renta.

Adicionalmente, el tema es preciso analizar en el contexto de la tributación internacional, ya que esta es la vía por la cual muchos recursos están saliendo del país.

Este tipo de limitación a la deducibilidad de intereses, tuvo su primer avistamiento en los años 80´s cuando la OCDE empezó a comprender el tema. Entre tanto en países europeos el tema.

Por último, desde el punto de vista mercantil y específicamente desde el riesgo, un prestamista mantiene incólume su capital, entre tanto que el inversionista depende de la generación de utilidades para recibir sus dividendos o participaciones. En últimas la figura del préstamo y los intereses hacen que sean atractivos tanto  en términos mercantiles como fiscales.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.