Suspensión de la prescripción de los derechos laborales por silencio administrativo negativo

El artículo 6 del código procesal del trabajo exige como requisito para iniciar un proceso laboral ordinario contra una entidad estatal o pública, que primero se surta una reclamación administrativa ante la entidad en cuestión, y dice la norma que “Esta reclamación consiste en el simple reclamo escrito del servidor público o trabajador sobre el derecho que pretenda, y se agota cuando se haya decidido o cuando transcurrido un mes desde su presentación no ha sido resuelta

La misma norma señala que mientras esté pendiente el agotamiento de la reclamación administrativa se suspende el término de prescripción de los derechos laborales reclamados.

De la redacción de la norma se puede interpretar que la suspensión de la prescripción ocurrirá cuando la entidad haya dado respuesta, o un mes desde su presentación si la entidad no se pronuncia frente a la reclamación presentada por el trabajador.

Se ha llegado a interpretar que cuando existe el silencio administrativo negativo la suspensión del término de prescripción será por un mes, pero la Corte constitucional en sentencia C-792 del 2006 consideró la exequibilidad de esta expresión “en el entendido que el agotamiento de la reclamación administrativa por virtud del silencio administrativo negativo, es optativo del administrado, de tal manera que si decide esperar la respuesta de la Administración, la contabilización del término de prescripción sólo se hará a partir del momento en el que la respuesta efectivamente se produzca.”

En ese orden de ideas, si luego de un mes la entidad no se pronuncia frente a las reclamaciones del trabajador, este puede esperar más tiempo antes de iniciar una reclamación judicial y mientras tanto el término de prescripción sigue suspendido por todo el tiempo que se tome la entidad en dar respuesta.

Pero si transcurrido el mes a que se refiere la ley  el trabajador decide iniciar la acción judicial respectiva, el término de prescripción inicia nuevamente desde ese momento como lo ha expresado la sala laboral de la Corte suprema de justicia en sentencia 37251 del 7 de febrero de 2012 con ponencia del magistrado Luis Gabriel Miranda Buelvas:

Naturalmente, si el interesado, una vez transcurre el mes de presentada la reclamación sin que haya habido pronunciamiento, inicia la acción judicial, debe entenderse que dio por agotado su reclamo y desde ese momento cesa la suspensión del término prescriptivo, así la Administración se pronuncie con posterioridad.

Como se puede observar, el trabajador o funcionario es quien decide si transcurrido el mes de presentada la reclamación sin recibir respuesta, inicia o no una acción judicial de inmediato, y si decidiere no hacerlo, el término de prescripción seguirá suspendido hasta que la entidad se pronuncie o hasta que el trabajador decida iniciar la demanda.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.