Tabla de honorarios para contadores públicos

Por el contador público Juan M. Beltrán V

El Consejo Técnico de la Contaduría Pública propuso recientemente (16-jun-2009) una tabla de honorarios para diferentes labores desarrolladas por contadores públicos colombianos, propuesta que desde luego ha generado todo tipo de opiniones y comentarios, unos a favor, otros en contra y otros más que ni fu ni fa.

El tema es supremamente álgido si se tiene en cuenta que la remuneración de los profesionales de la contaduría pública (como de cualquier profesión), está rodeada de múltiples factores que influyen directamente al momento de definir el valor a cobrar por la prestación de un servicio profesional.

A titulo de mera ilustración, veamos algunas de esas variables:

De parte del contador:

-Deficiente preparación académica; Si algunos profesionales sobresalientes académicamente (que afortunadamente hay muchos), no tienen claro cuanto deben cobrar por sus servicios, imagínense el desubique de aquellos de pobre, mala o pésima formación.

-Poca experiencia o carencia absoluta de esta; aquí hay un odioso círculo vicioso, pues si se carece de experiencia, no te trabajo y si tienes mucha experiencia entonces ya no hay presupuesto con que pagarte o eres demasiado viejo para el cargo.

-Competencia desleal; Es, tal vez, la situación mas lamentable. Resulta increíble la rapiña por las escasas ofertas que valen la pena. Recientemente, por accidente,  estuve cerca de la selección de un profesional para la posición de contador de medio tiempo y quedé frustrado al enterarme de que unas 60 hojas de vida hacían participaban en el proceso, haciendo mención de innumerables buenas características, cuando la remuneración ofrecida en honorarios era apenas de $180,000.oo

-Ejercicio profesional incompetente; Es frustrante para un profesional llegar a las empresas o negocios a ocupar la vacante dejada por el despido de un contador que fue despedido por incompetente.

De parte de las empresas:

-Conciencia empresarial de la labor del profesional contable; Pocos empresarios valoran en su justa medida la labor del contador público. La mayoría mira más al contador como un mal necesario, por aquello de la firma de balances y declaraciones.

-Contador “todero”; buena parte de nuestras empresas le asignan al contador toda suerte de labores y responsabilidades, incluso algunas ajenas al rol profesional, pero la consigna es ahorro! Recuerdo haber glosado una operación con una empresa de Cali, donde el mismo individuo que se desempeñaba como gerente administrativo también firmaba como revisor fiscal y en ocasiones como auditor interno. Mientras que a mi me parecía el colmo, para el polifacético profesional solo era cuestión de versatilidad y de algunos centavos de mas al mes.

-Cultura de no inversión; En Colombia encontramos empresas, valga la aclaración, de todos los tamaños, donde la frase que se menciona al contratar a un contador es “el cargo es todo suyo y es mejor que se acomode al puesto porque no queremos que nos pida ni muebles, ni equipos, ni programas, ni gente. Usted verá como hace; por eso lo trajimos

-Ley de oferta y demanda; muchos egresados ofertando su mano de obra y poca demanda por sus servicios, hacen que algunos empresarios se jacten diciendo “si le gusta así, bien, y si no, allá afuera hay cientos que harían lo mismo por la mitad de lo que le estoy pagando.

De parte del estado:

-Escasa regulación de programas de formación; Con todo y el interés de algunos gobiernos en mejorar las calidades profesionales de nuestros egresados universitarios, aun hay muchas facultades y universidades de garaje.

-Muchas obligaciones y poco respaldo; Desde las leyes que desarrollaron nuestra Constitución Nacional hasta las circulares de las entidades de vigilancia y control, le asignan de manera imperativa tareas y responsabilidades al contador público y lo sancionan y castigan al fallar, hasta con penas privativas de su libertad, pero no abundan así las normas que respalden un ejercicio ético y transparente.

Con todo y lo anterior y muchos otros factores en contra, soy del pensamiento que si existen y se pagan remuneraciones dignas al ejercicio contable en este país; que no sean la gran mayoría, seguramente, pero lo cierto es que quienes cuentan con el beneficio de ser bien remunerados, más que simple suerte, también cuentan con una rigurosa y elevada formación académica y profesional (especializaciones, maestrías, doctorados, idiomas, etc.) que los hace merecedores de tan altos privilegios

Con toda seguridad habrá muchas más variables y posiciones frente al tema de “cuanto cobrar” y seguramente nunca nos pondremos de acuerdo, pues como lo dije al principio, el tema es supremamente álgido y afortunadamente hay muchas realidades como puntos de vista.

Con base en lo anterior, simplemente tomé en una hoja de Excel, la tabla propuesta por Consejo Técnico de la Contaduría Pública y a columna seguida, con la ayuda de algunas fórmulas elementales de Excel, dejé abierto un ejercicio en la hoja denominada "Tarifas CPT", donde de manera sencilla cada usuario puede colocar su propia base (celda [G4]) sobre la cual considere que debe ser calculada su remuneración justa y digna a su ejercicio profesional.

Descargar Tarifas de la profesión de Contador Público.xls en Excel

MÁS SOBRE >

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.