Técnicas de medición de costos

Las técnicas de medición del costo de los inventarios comprenden los sistemas de costos reales o históricos, sistemas de costos estándar y el método de los minoristas.

El sistema de costos históricos, considera tanto los precios reales como los costos que se han producido; Un sistema de costos históricos es aquel que se calculan una vez que los productos son fabricados[1].

El sistema de costos estándar, es aquel que parte de unos costos preestablecidos, calculados con anterioridad al costo real o histórico; en este sistema los costos son calculados antes que inicie la producción, una vez se obtengan los costos reales se procede a compararlos con los estándares fijados, la diferencia entre el estándar y los costos reales se denomina desviación[2].

El método de los minoristas[3] tiene algunas características similares con el costo estándar, sin embargo en el método de los minoristas se debe utilizar un margen bruto comercial estimado (siempre que no difiera significativamente de los reales), de tal manera que el costo de los productos vendidos se determina de la siguiente fórmula[4]:

CV = PV / (1+ Mg)

CV = Costo de los productos vendidos

PV = Precio de venta

Mg = Margen de comercialización en relación con el costo del producto 

La norma de inventarios acepta las técnicas de medición del costo estándar, exigiendo el cumplimiento de las siguientes condiciones[5]:

  • Los costos estándares se deben establecerse a partir de niveles normales de consumo de materias primas, suministros, mano de obra, eficiencia y utilización de la capacidad instalada.
  • El cálculo de los costos estándares debe ser sometido a revisión de forma regular.
  • Si las condiciones han cambiado, el costo estándar debe ser modificado; y
  • El resultado de aplicar costos estándar debe aproximarse al costo histórico.

Para el método de los minoristas, NIC 2, también acepta esta técnica para asignar el valor del inventario y del costo de ventas, siempre y cuando se cumplan las siguientes condiciones[6]:

  • Que sea utilizado en inventarios que sean integrado por una gran cantidad de artículos que rotan velozmente.
  • Que los márgenes de comercialización sean similares.
  • Que sea impracticable utilizar otros métodos de cálculo de los costos (por ejemplo inventarios sin código de barras, tales como tornillería, alimentos, láminas de metales, piedras preciosas, entre otros).
  • El margen bruto determinado debe ser revisado constantemente y debe ser aplicado por promedios seleccionados por cada sección o departamento comercial; y
  • Hay que tener especial cuidado en inventarios, donde se puedan vender por debajo de los precios habituales.

De conformidad con los párrafos anteriores, una entidad debe establecer la política contable en relación con la técnica de medición utilizada de conformidad a NIC 2, inventarios.


[1] Contabilidad de costos I, página 49, Didáctica multimedia, 1997

[2] Contabilidad de costos I, página 49 y 50, Didáctica multimedia, 1997

[3] Mayor información en aquí.

[4] Tomada de este enlace.

[5] Párrafo 21 de NIC 2, inventarios

[6] Párrafo 22 de NIC 2, inventarios

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.