Termino de la UGPP para proferir liquidación oficial o resolución sanción

Ante la innegable importancia que ha tomado el tema de aportes a la seguridad social en el país, al menos en términos de fiscalización, en el año 2012 se expidió la ley 1607 donde se dieron lineamientos en  el procedimiento que debe seguir la autoridad administrativa para imponer sanciones o preferir liquidaciones oficiales.

No obstante, la norma fue modificada en la reciente reforma tributaria, y en esa medida, el artículo 50 de la ley 1739 de 2014 señala:

Artículo 50. Modifíquese el artículo 180 de la Ley 1607 de 2012, el cual quedará así:

“Artículo 180. Procedimiento aplicable a la determinación oficial de las contribuciones parafiscales de la protección social y a la imposición de sanciones por la UGPP. Previo a la expedición de la Liquidación Oficial o la Resolución Sanción, la UGPP enviará un Requerimiento para Declarar o Corregir o un Pliego de Cargos, los cuales deberán ser respondidos por el aportante dentro de los tres (3) meses siguientes a su notificación. Si el aportante no admite la propuesta efectuada en el Requerimiento para Declarar o Corregir o en el Pliego de Cargos, la UGPP procederá a proferir la respectiva Liquidación Oficial o la Resolución Sanción, dentro de los seis (6) meses siguientes, si hay mérito para ello.

Contra la Liquidación Oficial o la Resolución Sanción procederá el Recurso de Reconsideración, el cual deberá interponerse dentro de los dos (2) meses siguientes a la notificación de la Liquidación Oficial o la Resolución Sanción. La resolución que lo decida se deberá proferir y notificar dentro del año siguiente a la interposición del recurso.

Parágrafo. Las sanciones por omisión e inexactitud previstas en el artículo 179 de la Ley 1607 de 2012 no serán aplicables a los aportantes que declaren o corrijan sus autoliquidaciones con anterioridad a la notificación del requerimiento de información que realice la UGPP”.

Observemos que el artículo señala que “la UGPP procederá a proferir la respectiva liquidación oficial o la resolución sanción, dentro de los seis (6) meses siguientes, si hay mérito para ello”. Lo que nos lleva a cuestionarnos sobre el cómputo de los seis meses.

¿Será a partir de la notificación de requerimiento? O ¿se computara a partir de la fecha límite para responder el requerimiento?

En el procedimiento tributario, el artículo 710 del estatuto tributario señala:

“Art. 710. Término para notificar la liquidación de revisión.

Dentro de los seis meses siguientes a la fecha de vencimiento del término para dar respuesta al Requerimiento Especial o a su ampliación, según el caso, la Administración deberá notificar la liquidación de revisión, si hay mérito para ello.

Cuando se practique inspección tributaria de oficio, el término anterior se suspenderá por el término de tres (3) meses contados a partir de la notificación del auto que la decrete. Cuando se practique inspección contable a solicitud del contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante el término se suspenderá mientras dure la inspección.

Cuando la prueba solicitada se refiera a documentos que no reposen en el respectivo expediente, el término se suspenderá durante dos meses.”

Si lo que busca la norma es equiparar el procedimiento tributario al procedimiento de seguridad social, se debería computar a partir del término para dar respuesta al requerimiento.

No obstante la norma es imprecisa y deja en el limbo el computo de dicho termino lo que podría llevar a que en un momento dado la liquidación oficial o la resolución sanción pueda entenderse expedida de forma extemporánea.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.