Test de usabilidad web: hágalo usted mismo

La usabilidad web es vital hoy en día. Debido a que todos los usuarios parecen navegar con muy poco tiempo libre y buscando la solución más rápida, es improbable que su web triunfe si es poco usable.

Una web difícil de interpretar o por la que navegar se convierte en un verdadero infierno espantará a todas las visitas. Sin embargo, una web usable y cuyo diseño esté optimizado para conseguir sus objetivos atraerá visitas y posibles ventas o clientes.

¿Quiere hacer un test de usabilidad web para saber si su web está preparada para los usuarios? Siga leyendo y le enseñaremos a hacerlo desde casa.

1. Busque al usuario perfecto

Es importante que el test de usabilidad, a pesar de que usted lo diseñe, no lo realice usted mismo. No sería objetivo, ya que sabe dónde tiene que ir para hacerlo todo y, aunque la web fuera poco usable, no le supondría un problema.

Busque una persona conocida que encaje con el perfil del visitante medio de su web, el cual puede descubrir por ejemplo a través de Google Analytics. Si consigue que el test lo haga más de una persona (con 2 o 3 es suficiente), conseguirá sacar muchas más conclusiones.

2. Pídeles que hagan ciertas tareas

El test no puede consistir en dejar a esas personas en la web y esperar a ver qué hacen. Debe pedirles que hagan cosas concretas y que cumplan ciertos objetivos vitales.

Por ejemplo, si su página está enfocada a la venta de servicios, pídale al usuario que pida información para contratar uno de ellos. Podrá descubrir que el nombre del servicio en el menú no es el adecuado, que el formulario está algo escondido o que la descripción no atrae lo suficiente como para hacerlo.

Lo importante es que programe 10-15 pequeñas tareas para esos testers de su web y apunte todo lo que le vayan comentando. Cada detalle cuenta y, aunque no lo parezca, el cambio de color de un botón o una línea de texto puede suponer un inmenso aumento de ventas o peticiones de información.

Recopile todos los datos

Una vez haya terminado con las pruebas, recopile todos los datos y compruebe qué es lo que falla en la web. Ni en el sitio web mejor diseñado la usabilidad es perfecta, ya que siempre habrá un detalle o un fallo que corregir.

Separe los errores por diferentes categorías y señale la importancia que tienen. Que un usuario no sea capaz de encontrar el aviso legal no es tan importante como que no encuentre cómo contactar con nosotros, ¿verdad?

Actúe

Recopilar datos no sirve de nada si no se utilizan para tomar decisiones. Analice su presupuesto, el número de errores y su gravedad y comience a arreglarlos lo antes posible. Además, es importante que compruebe que las estadísticas mejoran gracias a esos cambios.

Es difícil intentar reparar todos los errores de una vez, por lo que intente ir eliminando los de mayor gravedad y deje los más leves para el final.

Repita el test

Una vez haya realizado todos los cambios sugeridos por los testers, vuelva a probar la web con otros usuarios distintos. Si la experiencia ha mejorado, significa que ha subsanado gran parte de los errores que antes perjudicaban la usabilidad web.

Sin embargo, puede que aparezcan nuevos errores. ¿Y en ese caso qué podemos hacer? Volver a reiniciar el proceso hasta que consigamos un mínimo de errores aceptable. Lo importante es que las funciones principales de la web, como pueden ser vender un servicio, contactar o pedir información entre otras, sean visibles y fáciles para el usuario.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.