Tiempo de incapacidad luego de terminado el contrato de trabajo

Nos plantea uno de nuestros lectores si el tiempo de incapacidad causado luego de la terminación del contrato de trabajo da lugar a reliquidar los conceptos laborales como prestaciones sociales, en vista a que las incapacidades laborales no tienen la virtud de suspender el contrato de trabajo.

Se parte del supuesto que la terminación del contrato no está en discusión, puesto que habría que considerar si el contrato de trabajo se podía o  no terminar estando el trabajador incapacitado por su EPS, pero ese no es el tema que le preocupa a nuestro lector. La inquietud es únicamente si esa incapacidad puede extender de alguna forma el contrato más allá de la fecha de terminación.

En efecto, las incapacidades no suspenden un contrato de trabajo, por lo tanto el trabajador sigue gozando de los mismos derechos mientras esté incapacitado y su contrato esté vigente, de tal suerte que ese tiempo de incapacidad no se puede descontar para liquidar los diferentes conceptos de nómina a que haya lugar, pero no se puede afirmar lo mismo cuando el contrato  ya ha terminado, puesto que ya no existe ningún vínculo legal sobre el que se pueda predicar la imposibilidad de suspensión.

Para ilustrar el tema, recurrimos a una sentencia de la sala laboral de la Corte suprema de justicia 21330 del 27 de noviembre de 2003, con ponencia del magistrado Carlos Isaac Nader, donde se discutió un caso muy similar al que nos ocupa:

En lo atinente propiamente a los aspectos materia de inconformidad de los dos cargos que se estudian simultáneamente por ser coincidentes se observa que éstos gravitan esencialmente en dos puntos, que son los referentes a que el período de incapacidad reconocido por el empleador al demandante debe computarse como tiempo de servicios, puesto que tal contingencia no suspende el contrato de trabajo y, el segundo, al valor probatorio que tiene el dictamen médico del Ministerio del Trabajo obrante en el proceso.

A lo que la Corte responde  más delante de  la siguiente forma:

Siendo esto así no es procedente contabilizar el tiempo de incapacidad pretendido por la acusación dado que transcurrió como ya se anotó, en gran parte, después de terminada la vinculación laboral del demandante, por cuanto el sólo reconocimiento de la incapacidad por parte de la empleadora soportado en el artículo 43 de la convención colectiva no puede tenerse como continuación del contrato de trabajo habida consideración que no existe ningún sustento legal que lo permita.

Se advierte que terminado el vínculo laboral  no se puede alegar que el tiempo de incapacidad que transcurra luego de la extinción del contrato de trabajo  deba computarse para ningún efecto.

En un caso así es probable que se puedan discutir otros aspectos, como una indemnización, un reintegro, etc., pero no que ese tiempo de incapacidad posterior a la finalización del contrato se tenga en cuenta para efecto de reliquidar prestaciones sociales o pensión, a no ser que una demanda de reintegro prosperara declarándola sin  solución de continuidad.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.