Trabajar gratis para ganar experiencia; una práctica que hace mucho daño a la contaduría pública

Quienes estudiamos contaduría pública, somos más que consientes de la arraigada práctica de “trabaje gratis para adquirir experiencia” y luego, tal vez le contraten en la empresa donde trabajó gratis, o con su experiencia, podrá conseguir trabajo fácilmente en cualquier lado.

Resulta que eso no es así. Hay empresas que se han especializado en hacer convenios con universidades para conseguir pasantes y así hacer su trabajo sin costo alguno, y cuando el estudiante termina su pasantía, por muy bueno que este resulte, no lo contratan, simplemente solicitan a la universidad más pasantes, sin costo, obviamente.
La figura de las pasantías, se creó para que el estudiante tuviera contacto con la realidad, que pasara de la teoría a la práctica, pero se ha convertido en un suministro ilimitado de mano de obra gratis para las empresas.

Son muy pocas las empresas que pagan algo a los estudiantes pasantes, o al menos que le paguen lo que se gasta en transporte.

Y eso no es todo. La empresa, no sólo no contrata a quienes han trabajado meses gratis, sino que contratan mas y mas pasantes; también que colocan a esos pasantes a realizar tareas que no tienen nada que ver con la contabilidad, lo que es una prueba más que para estas empresas el pasante no es más que una fuente de obra de mano gratis, no tiene ningún interés en formar a sus futuros empleados pues están más que satisfecho con su fuente de trabajadores sin costo.

Es común en empresas privadas y públicas, incluso en la misma Dian, encontrar estudiantes pasantes de contaduría pública manejando el archivo o sirviendo de cobradores o mensajeros, lo que es lamentable. De esta forma, el estudiante termina su pasantía y no logra su objetivo cual era el de adquirir experiencia; sólo la empresa consigue su objetivo de tener mano de obra gratis…

Y es que hasta nuestros colegas utilizan la figura del “pasante” para tener auxiliares de contabilidad trabajando gratis…

Esta práctica, no ha hecho otra cosa que formar en el contador público la mentalidad de que para competir en el mercado laboral hay que trabajar barato; de ahí que se estén cobrando cifras irrisorias por llevar una contabilidad o por hacer una declaración tributaria.

Para ganar experiencia hay que trabajar gratis, y para conseguir trabajo hay que trabajar barato…

Qué equivocados estamos. Si no se replantea estas prácticas será muy difícil dignificar nuestra profesión.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.