NIIF para principiantes: Tratamiento de los arrendamientos en NIIF para PYMES

Por: Gerardo Castrillón A-Docente Uniamazonia y MAYURY MEJIA ZABALA estudiante graduando X Semestre Programa Contaduría Pública.

Hoy las pequeñas y medianas empresas en Colombia, que son la inmensa mayoría, – PYMES se encuentran en un periodo de transición en la aplicación de las normas internacionales de información financiera – NIIF, también conocidas en sus siglas en ingles IFRS, dicho periodo se termina el 31 de diciembre de 2015 pues a partir del 01 de enero de 2016 se empieza con la aplicación del decreto 3022 de 2013 “por el cual se reglamenta la ley 1314 de 2009 sobre el marco normativo para los preparadores de información financiera que conforman el grupo 2”, dando como resultado la derogación del decreto 2649/1993 (PCGA)

Sin embargo, cabe resaltar que a pesar del cambio, muchos principios de contabilidad generalmente aceptados – PCGA - aún se aplican en esta nueva normatividad y hay otros que han sido reformados totalmente, dando una nueva visión de aplicación e interpretación para la revelación de información financiera de las PYMES.

Un ejemplo claro de esto son los Arrendamientos los cuales están reglamentados en NIIF - IFRS para Pymes en la sección 20 y en el artículo 127-1 del estatuto tributarios (Solo efectos fiscales), mientras que en la PCGA – Decreto 2649/93- no se cuenta con normas que guíen el tratamiento de estos hechos de manera que se puedan clasificar, presentar y revelar.

 

Partamos de que en el Arrendamiento intervienen dos partes, una conocida como el arrendador (dueño del bien), la otra parte el arrendatario (quien toma el bien en arriendo), es muy importante tener claro los conceptos mencionados pues son parte fundamental del presente documento.

Pues bien, el tema de Arrendamientos se resumen en tres partes las cuales son: los arrendamientos financieros, los arrendamientos operativos y el arrendamiento posterior LEASE BACK; los cuales se tratarán a continuación. Es de aclararse que esta clasificación se realiza teniendo en cuenta la esencia de la transacción y no la forma del contrato, según el decreto 3022; sección 20; párrafo 20.4.

 

  1. ARRENDAMIENO FINANCIERO.

El arrendamiento financiero es aquel en donde el arrendador transfiere al arrendatario todos los riesgos y ventajas del activo; unos ejemplos en donde normalmente se clasificarían como arrendamiento financiero serian: A. el arrendamiento transfiere la propiedad del activo al arrendatario a la finalización de su plazo- contrato leasing con opción de compra-. B. El arrendatario tiene la opción de comprar el activo a un precio que se espera sea lo suficientemente inferior al valor razonable, en el momento en que la opción sea ejercitable, para que al inicio del arrendamiento se prevea con, razonable certeza que tal opción se ejercitará. C. El plazo del arrendamiento es por la mayor parte de la vida económica del activo, incluso si no se transfiere la propiedad. D. Al inicio del arrendamiento, el valor presente de los pagos mínimos por él, arrendamiento es al menos sustancialmente la totalidad del valor razonable del activo arrendado. E. Los activos arrendados son de una naturaleza tan especializada que solo el arrendatario puede utilizarlos sin realizar modificaciones importantes. Decreto 3022/13; sección 20, párrafo 20.5.

Dichos arrendamientos en NIIF, son reconocidos inicialmente como activos y pasivos en su estado de situación financiera por el menor valor entre el valor razonable del bien arrendado y el valor presente (se calcula con la tasa de interés implícita en el arrendamiento o la tasa de interés incremental de los préstamos de arrendatario) de los pagos mínimos por el arrendamiento, más los costos directos iniciales del arrendatario; en cuanto a su medición el arrendamiento amortizara el pasivo a través del método de interés efectivo (párrafos 11.5 a 11.20 del decreto 3022/13). El arrendatario distribuirá la carga financiera a cada periodo a lo largo del plazo del arrendamiento, de manera que se obtenga una tasa de interés constante en cada periodo, sobre el saldo de la deuda pendiente de amortizar. Un arrendatario cargará las cuotas contingentes; como gastos en los periodos en los que se incurran. Decreto 3022/13; sección 20, párrafo 20.11. Esto en cuanto al tratamiento del pasivo, en cuanto a la depreciación del bien arrendando (activo) se realizará conforme a lo estipulado en la sección 17, 18 o 19 del decreto 3022; pero si no hay certeza de que el activo pasará a propiedad del arrendatario se realizará entre el tiempo menor entre el largo de su vida útil o en el plazo del arrendamiento; además de que el arrendatario deberá realizar el deterioro pertinente teniendo en cuenta lo estipulado en la sección 27.

De otra parte, el tratamiento estrictamente fiscal que se realizará a los arrendamientos según el artículo 127-1 del estatuto tributario - E.T.-  dependerá de dos puntos importantes, el primero es que todos Los contratos de arrendamiento financiero de inmuebles, cuyo plazo sea igual o superior a 60 meses; de maquinaria, equipo, muebles y enseres, cuyo plazo sea igual o superior a 36 meses; de vehículos de uso productivo y de equipo de computación, cuyo plazo sea igual o superior a 24 meses; serán considerados como un arrendamiento operativo. Lo anterior significa, que el arrendatario registrará como un gasto deducible la totalidad del canon de arrendamiento causado, sin que deba registrar en su activo o su pasivo, suma alguna por concepto del bien objeto de arriendo. (Numeral 1); y Los contratos de arrendamiento financiero de inmuebles que correspondan a: 1. los bienes mencionados anteriormente cuyo plazo sea menor al estipulado en dicho numeral, 2.los terrenos sin importar el plazo del contrato y 3. Los contratos de "lease back" o retro arriendo, cualquiera que sea el activo fijo objeto de arrendamiento y el plazo del contrato; tendrá para efectos tributarios el mismo tratamiento descrito en el decreto 3022.

Otro punto importante mencionar es que para el reconocimiento de los arrendamientos para el arrendador en NIIF inicialmente se representará como una cuenta por cobrar por el valor de la inversión neta en arrendamiento (inversión bruta en el arredramiento menos la tasa de interés), mientras que en la norma fiscal se reconocerá directamente el valor del cano de arrendamiento al ingreso.

Por lo tanto podemos determinar que la gran diferencia entre NIIF y norma fiscal es que la primera maneja una relación de activo – pasivo con todos los bienes que se clasifiquen en arrendamiento financiero sin importar el plazo del contrato y sin importar el tipo de activo, mientras que la segunda condiciona el reconocimiento por el tipo de activo y el plazo del contrato pues al no cumplir con lo descrito en el numeral 2 del artículo 127-1 de ET, los demás arrendamientos se manejarán como gastos.

Descargar trabajo completo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.