Tratamiento fiscal de los no residentes en Colombia

Como ya ha sido enunciado en artículos anteriores, en Colombia se tiene un sistema “dual” o “mixto” donde a los no residentes se les grava por los ingresos obtenidos en el país, sin tocarle sus ingresos a nivel mundial, salvo que se vuelva residente, en cuyo caso le será aplicable el inciso primero del artículo 9 del Estatuto Tributario y no el segundo.

La forma que suele ser utilizada para recaudar rentas originadas en el país y que vayan a ser pagadas a no residentes es el mecanismo de retención en la fuente, que como ya sabe el lector puede ser el impuesto a cargo de conformidad al artículo 6 del E.T. según el cual:

El impuesto sobre la renta y complementarios, a cargo de los contribuyentes no obligados a declarar, es el que resulte de sumar las retenciones en la fuente por todo concepto que deban aplicarse a los pagos o abonos en cuenta, según el caso, realizados al contribuyente durante el respectivo año o período gravable.

El anterior artículo debe ser leído en concordancia con el artículo numeral 2 del artículo 592 del E.T. que reza:

QUIENES NO ESTAN OBLIGADOS A DECLARAR. No están obligados a presentar declaración de renta y complementarios:

(…) 2. Las personas naturales o jurídicas, extranjeras, sin residencia o domicilio en el país, cuando la totalidad de sus ingresos hubieren estado sometidos a la retención en la fuente de que tratan los artículos 407 a 411, inclusive, y dicha retención en la fuente así como la retención por remesas* cuando fuere del caso, les hubiere sido practicada.

Solamente con la lectura de los artículos anteriores se podría afirmar que la única forma de gravar a los no residentes es mediante el sistema de retención en la fuente y que carece de la obligación formal de presentar declaración de renta, trasladándosele de esta forma la responsabilidad al cajero pagador de efectuar el débito para luego declararlo y pagarlo.

Pero la anterior afirmación debe ser matizada, pues esto ocurre cuando el no residente ejerce su actividad en el exterior para que el contribuyente residente obtenga ingresos en Colombia, o cuando el no residente se desplace para realizar una actividad en Colombia. Pero lo que ocurre cuando la actividad se desempeña por intermedio de una sociedad de capital extranjero es diferente, pues en este caso el no residente puede ser declarante de renta de conformidad al artículo 326 del E.T.:

REQUISITOS PARA LA AUTORIZACIÓN DE CAMBIO DE TITULAR DE INVERSION EXTRANJERA. Para autorizar el cambio de titular de una inversión extranjera, el organismo nacional competente deberá exigir que se haya acreditado, ante la Dirección General de Impuestos Nacionales, el pago de los impuestos correspondientes a la respectiva transacción o se haya otorgado garantía del pago de dicho impuesto.

PARÁGRAFO.  Para acreditar el pago de los impuestos correspondientes a la respectiva transacción, el titular de la inversión extranjera que realiza la transacción deberá presentar declaración de renta y complementarios con la liquidación y pago del impuesto que se genere por la respectiva operación, en los bancos autorizados, para lo cual podrá utilizar el formulario señalado para la vigencia gravable inmediatamente anterior, de lo contrario no se podrá registrar el cambio de titular de la inversión. (negrillas propias)

Con esto lo que se busca es que el lector determine que no se puede ser categórico con la forma en la cual se gravan las rentas de los no residentes en Colombia, pues en algunas situaciones no respeta siquiera el principio de “conexión económica” que empero, es aquel que determina que los no residentes únicamente tributan sobre sus rentas de origen local. Esta forma de gravar las rentas de los no residentes se ve vulnerada por ejemplo con los servicios técnicos contemplados en el inciso 2° del artículo 408 del Estatuto Tributario, los cuales hacen parte de  los “servicios prestados desde el exterior”, que son gravados a una tarifa de retención en la fuente del 10% aun cuando no generen renta en el territorio nacional, a diferencia de los contemplados en el artículo 121 del E.T.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.