Trust Vs Holding

Un trust es un compendio de entidades legales unificadas en una gran empresa de un mismo sector y misma producción, con el fin de tener una administración única, traspasos de activos beneficiosos, etc.

El fin último de un trust es reunir a todas las empresas que se pudiesen hacer competencia entre sí y consecuentemente eliminar dicha competencia. Al ser una única empresa proveedora de un determinado bien, se puede manejar el precio según sus intereses, ya que la única empresa que puede satisfacer la demanda es el trust. Se puede considerar un sinónimo del monopolio, en el que una empresa se hace con todo el comercio de un sector específico.

Surgió en América alrededor del siglo XIX.

Un holding es una unión de empresas, generalmente mediante sus acciones. Dichas empresas pueden ser de sectores diferentes, ya que lo que se busca no es monopolizar el sector, sino poseer numerosas acciones de otras empresas para enriquecerse. Así, un holding no tiene una producción específica, su razón de ser es poder manejar a otras empresas.

Las diferencias son notables: mientras que en el trust la administración es única y unificada ya que es sólo una entidad la que se encarga de esos trámites, en un holding todos los inversores pueden aportar decisiones propias, ya que la posesión de acciones de la empresa otorga el derecho a hacerlo.

En un holding es probable y común que la unión se dé para evitar pagar tributos ante el Estado, sin un fin claro o destinado a mejorar el rendimiento de dichas empresas al contrario que los trust. Es decir, se alían para "ahorrar".

Mientras que un trust tiene un fin de producción muy específico en un sector propio, se podría decir que un holding ni siquiera tiene sector, ya que su fin no es la producción.

A menudo, los holding se crean para tomar ventajas fiscales y reducir costos porque a menudo, que una persona tenga varias empresas sale más caro en impuestos que varias personas tengan varias empresas.

Los holdings pretenden dominar a otras economías, y los trusts intentan agregarlas a su empresa matriz con el fin de monopolizar el sector.

Un holding respondería a un tipo de organización de empresa vertical en el que se pretende manejar a las empresas adjuntas. En esto difiere de los trusts, que rigen un sistema horizontal que se basa en el comercio de un producto a mercados distintos.

También hay similitudes. Por ejemplo, en ambas existe una empresa unificada: en el caso del trust, una unificación del sector que da una sola empresa y en el holding, una sola empresa matriz es la que se encarga de las inversiones en otras empresas y el manejo de sus acciones. Con lo cual, en síntesis, ambas tienen su base en una sola empresa o un conjunto unificado de empresas que, a fin de cuentas, es único.

En los trusts, se dan certificados en los que se garantiza el poder sobre la empresa, llamados igualmente trusts. Estos trusts serían el equivalente de las acciones en los holdings.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.