¿Un país sin ricos o sin pobres?

La actual crisis financiera en los Estados unidos, padre del capitalismo, y las graves consecuencias económicas que ha tenido el mundo entero, ha sido tomado como referencia por algunos pensadores que no comulgan con el capitalismo para criticar la acumulación de riquezas.

En muchos países empieza a tomar fuerza el llamado socialismo del siglo XXI el cual está en contra de los principales pilares del capitalismo y considera la existencia de los ricos como algo negativo, algo que priva al resto de la población de una buena calidad de vida.

Para quienes tienen un pensamiento anticapitalista, los ricos son los culpables de que existan pobres, por lo que los ven como algo negativo y hasta fatídico para la sociedad, y que en lo posible deben ser por lo menos limitados cuando no extinguidos.

La pregunta aquí es, ¿sí los ricos son tan malos, es preferible entonces eliminarlos? ¿O es acaso más viable buscar que los pobres sean ricos?

En la mente de la sociedad está muy arraigada la creencia de que los ricos son los culpables de nuestra pobreza, algo que no necesariamente puede ser así…

Para eliminar la pobreza, necesariamente se requiere de riqueza, y si los pobres no tienen riqueza, ¿de dónde se supone que se obtendrá esa riqueza para combatir la pobreza? La respuesta puede ser solo una: de los ricos.

Si no hay ricos no habrá riqueza, y si no hay riqueza no habrá forma de acabar con la pobreza.

La solución no es pues acabar con los ricos, debido a que estos son la solución de la pobreza. La solución no es otra que crear políticas encaminadas a disminuir el nivel de pobreza, no disminuir el nivel de riqueza.

Resulta paradójico que una persona cuando tiene problemas económicos, la primera solución que se le ocurre es conseguir un buen trabajo, y ese trabajo no se lo puede ofrecer nadie diferente que una gran empresa [propiedad de ricos], ¿entonces porque seguimos considerando que los ricos son el problema cuando en realidad para muchos es la solución…?

La solución puede estar en lo que llaman la redistribución de la riqueza, la cual no puede entenderse como el arte de quitarle al rico para darle al pobre, sino como la necesidad de elaborar una política encaminada a ofrecer oportunidades y facilidades al pobre para que genere riqueza.

Desde tiempos inmemorables, la riqueza ha sido el resultado de la conjugación de los diferentes elementos productivos [Llámese tierra, capital, trabajo, información, tecnología, etc.], de modo que la solución a la pobreza es conseguir que el pobre tenga el acceso a esos elementos productivos que le permitan conseguir la riqueza.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.