Una práctica del sistema financiero australiano que deberíamos copiar

Hay una práctica común en el sistema financiero australiano respecto a los créditos hipotecarios para vivienda que nuestro sistema financiero debería copiar, consistente en no cobrar intereses por los depósitos que tenga el cliente o deudor.

En Australia un deudor hipotecario que tenga un exceso de liquidez, puede en lugar de abonar cuotas extras a su crédito, depositar ese dinero en la cuenta de ahorros y el banco no le pagará intereses, pero ese ahorro se descontará de la deuda hipotecaria para efectos de calcular los intereses. De esta forma la persona disminuye el pago de intereses pero mantiene liquidez en caso de una emergencia.

Supongamos que la deuda hipotecaria es de 100 dólares australianos y el cliente cuenta con 20 dólares de exceso de liquidez. Si el cliente quiere pagar menos intereses no abona esos 20 dólares al crédito, sino que simplemente los ahorra y el banco cobrará intereses sobre 80 dólares, aunque no pagará intereses por los 20 ahorrados, y considerando que por regla general son más  altos los intereses por un crédito que por los ahorros, el cliente gana un poco.

De esta forma se fomenta el ahorro, el banco y el cliente se benefician y todos felices, pero seguramente será difícil que en Colombia se llegará a implementar un sistema así donde es evidente que el cliente gana, y ya sabemos que aquí el que siempre gana es el banco. Tal vez ahora que no es posible cobrar multas por pagar anticipadamente un crédito de vivienda pudiera ser más probable una política así, pues el banco se vio privado de una gran fuente de ingresos provenientes de quienes tenían exceso de liquidez y querían dejar de pagar intereses pagando cuotas adicionales de su crédito.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.