Una recomendación que le ayudará a no preferir la deuda

Una de las causa que impide progresar a la gente que vive en la pobreza e incluso a la que pertenece a la clase media, es su gusto por el endeudamiento de todo tipo como tarjetas de crédito, crédito de libre inversión, préstamos con amigos y familiares, etc., y tenemos una recomendación simple para perderle el gusto a la deuda.

Consulte cada día el nuevo saldo de su crédito. Cada día que amanezca podrá apreciar cuanto se ha incrementado el saldo de su crédito y empezará a entender la dimensión real del problema.

El banco liquida intereses diariamente, y diariamente los ingresos del banco se incrementan en la misma medida que su deuda crece. Verlo en cámara lenta, paso a pasito, es muy esclarecedor.

Así como algunas empresas empujan a los clientes a comprar con el cuento de que pague solamente mil pesitos diarios, se puede hacer también para tener conciencia del alto costo financiero de la deuda. Ver que su gran televisor de 42 pulgadas en 3D le cuesta diariamente cinco mil pesitos le puede hacer cambiar la idea de lo conveniente que fue comprar ese televisor en una gran promoción con descuento del 20%. No dejaría pasar esas oportunidad, seguramente argumentó al comprarlo.

Tener un carro nuevo parqueado en la casa le puede costar la suma de $20.000, $50.000 o $100.000 diarios. Sólo por el gusto de verlo por la ventana y disfrutarlo de vez en cuando puesto que el presupuesto no da para echarle gasolina todos los días, o que en todo caso no necesita usarlo sino de vez en cuando. Y a ese costo fijo diario de financiamiento hay que sumarle lo demás, como la misma depreciación del vehículo, el mantenimiento, los impuestos, seguros,  combustible, peajes, etc.

Adquirir obligaciones financieras es una pésima decisión puesto que día a día se llevan parte de los pocos ingresos que se logran hacer. Se llega al punto de tener que trabajar tan sólo para pagar intereses sin la posibilidad de lograr un retorno.

Ciertamente es satisfactorio estrenar un buen producto pagado con una tarjeta de crédito, pero esa satisfacción no compensa la frustración de recibir el sueldo y tener que  entregárselo todo al banco.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.