Una sorpresa más en el sistema financiero, esta vez en Italia

Si bien por ahora no existe un primer ministro en Italia, ello no fue impedimento  para que hacienda decidiera que con efecto a 01 de febrero de 2014 toda transacción que se haga desde el exterior debe sufrir una retención del 20%.

En consecuencia, todo giro, pago, consignación o transferencia que un ciudadano italiano reciba del exterior, tendrá una retención del 20%, como si dicho pago o giro constituyera renta.

Esto, sin duda, es una medida confiscatoria y demuestra lo que un gobierno es capaz de hacer con el fin de recaudar fondos de cualquier modo y a como dé lugar.

Esto sucede en un país de la comunidad europea, de los llamados del primer mundo, y es de suponer que los del tercer mundo ya están tomando nota para cuando vean sus arcas vacías.

Este tipo de retenciones son muy efectivas cuando una sociedad está altamente bancarizada, donde es casi imposible hacerle el quite, de allí que sea una prioridad de los gobiernos conseguir que todos los pagos, por pequeños que sean, deban hacerse por medio del sistema financiero.

Esta medida impuesta en Italia sólo afecta a los pagos que reciban las personas naturales, no las empresas, por lo que es de suponer que es una medida que afecta únicamente a las clases medias y bajas, pues las clases altas no suelen manejar recursos como personas naturales sino a través de sociedades, logrando, como siempre, escapar a estas draconianas medidas.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.