Valor bursátil, valor real y valor intrínseco de la acción de una empresa

Una empresa tiene tres tipos de valor, que hay que distinguir muy claramente:

EL VALOR INTRINSECO  

Se obtiene de las cifras del balance, que es una “fotografía” de lo que en un cierto momento la empresa tiene, es decir el ACTIVO, de lo que debe que es el PASIVO y de lo que le queda a los dueños o accionistas, después de restar a lo que tienen, lo que deben. Ese “saldo” se llama el PATRIMONIO y es igual al VALOR INTRINSECO TOTAL de la empresa.

Un significado de ese valor es el de aquel en que una persona que la quisiera comprar, la compraría, o el valor en que debería venderse si los propietarios la quisieran vender.

Digamos que si una empresa tiene activos por 100 ( Maquinaria, inventarios, cartera de clientes, edificios, etc, ) y debe 40 ( A proveedores, bancos, empleados, contratistas, el estado, etc, ), al vender los activos por 100 y pagar los 40 que debe, a quien la vendió, es decir su propietario, o propietarios, les quedan 60. Ese es el Patrimonio o valor intrínseco total.

La propiedad de una empresa, con la excepción de las SAS, es de varias personas, cada una de las cuales tiene una proporción de esa propiedad porque aportó una proporción del capital con que se formó la empresa. Una persona, que en este caso se llama “ minoritaria” tendrá por ejemplo el 10% porque aportó esa proporción de capital, mientras que otra, que en ese caso se llamará “mayoritaria” podrá tener el 90%, que es la “mayoría”, de donde surge su calificativo de “mayoritaria”.

La propiedad en las sociedades anónimas está representada en “acciones”, que en unos casos específicos, no en todos, se negocian en la bolsa de valores. En las sociedades limitadas la propiedad está representada en “partes” o “cuotas” “sociales”.

Así como hay un valor intrínseco total, que es igual al patrimonio de la empresa, hay un “valor intrínseco por acción” o “valor intrínseco por cuota social” que depende del número de acciones o  cuotas sociales en que se haya dividido el capital de la empresa.

Por ejemplo si el capital inicial de la empresa fueron 50, y se definió que la empresa tenga 50 acciones cada una de 1, el que tiene el 10% de la propiedad tiene 5 acciones ( 5/50 ) que representan lo que aportó, y el que aporto el 90% tiene 45 acciones ( 45/50 )

El valor intrínseco por acción es entonces el valor intrínseco total, dividido por el número de acciones. En este ejemplo que venimos mostrando, ese valor seria de 60/50, ( 1,2 ) es decir, el valor del patrimonio o valor intrínseco total dividido por el número de acciones.

EL VALOR BURSATIL

Es el valor que tiene la acción, en cierto momento, en la bolsa de valores.

Ese valor no depende sino solamente en parte, del valor intrínseco. El valor bursátil de una acción es el valor que un comprador está dispuesto a pagar por ella, adquisición que lo convierte en dueño de ella, en la proporción que esta acción tenga respecto del total de acciones de la empresa.

Cuánto está dispuesto un inversionista a pagar por una acción, depende no solo de su valor intrínseco, sino de cómo aprecie el comprador, el valor de la empresa.

Si la acción de la empresa del ejemplo tiene un valor intrínseco de 1,2 porque su valor intrínseco total o patrimonio es de 60 y la empresa tiene 50 acciones, es posible que el comprador aprecie, por información que tenga de lo que está ocurriendo en el medio ambiente económico, que la empresa vale mucho más de 60, digamos 120, y si tiene 50 acciones, estará dispuesto a pagar por comprarla en la bolsa, 120/50 o sea 2,4 por acción. Tenemos entonces un caso en que el valor intrínseco de la acción 1,2, es bastante menor que su “Valor bursátil” de 2,4

Porque puede ocurrir esto? Por ejemplo, porque por unos planes específicos del gobierno para promover el sector en que la empresa trabaja, los compradores potenciales prevean que el valor de la empresa, su patrimonio, se va a incrementar mucho en el futuro, y quieran, aun pagando por ella hoy más de su valor intrínseco, adquirir unas o varias acciones.

Puede también ocurrir lo contrario: Que se tenga la apreciación de que, por ejemplo, resultado del TLC con USA esa empresa se va a perjudicar mucho económicamente y entonces los compradores potenciales quieran adquirirla, adquiriendo sus acciones, pero por un valor mas bajo que el intrínseco.

El valor bursátil tiene un muy alto contenido subjetivo y por eso vemos que las acciones de una empresa suben y bajan de precio en la bolsa, a veces mucho, en periodos cortos, digamos por semana, o aun inclusive por día.

EL VALOR REAL

Se acerca más al valor bursátil que al intrínseco, aunque es menos subjetivo que el bursátil.  Se calcula en cifras concretas por medio de técnicas de valoración de empresas a partir de lo que se llama el flujo de caja descontado.

Es el valor que el comprador está dispuesto a pagar por la acción, basado ya no en apreciaciones puramente subjetivas, sino en cálculos numéricos que se basan en la probabilidad de que la empresa realice cierta cantidad de ventas y tenga ciertos costos y por lo tanto utilidades en el futuro, digamos en 5 años, y a veces 10 o más.

Cuánto se pueda proveer hoy que vayan a ser las ventas y costos de una empresa en 5,10,20 o 30 años es lo que hace que la apreciación del valor de la empresa sea subjetivo, aunque menos que en el caso del bursátil.

 

EL ARTÍCULO DE EL TIEMPO

En esta última quincena de Febrero del 2014, EL TIEMPO publicó un muy interesante artículo en que se aprecia la diferencia entre el valor bursátil actual de varias empresas y su valor real o futuro, explicando qué es una buena inversión comprar acciones de empresas en que el valor bursátil (de bolsa)  está por debajo de lo que el periódico llama el “valor objetivo”, que corresponde a lo que acá hemos llamado el valor real.

Son acciones de las que se espera que su precio suba pronto en la bolsa y entonces sea buen negocio comprarlas ahora y venderlas cuando ese precio sea alto, obteniendo una buena utilidad.

UN TEMA RELACIONADO

Es el de la relación utilidades o dividendos/ inversión, es decir, la rentabilidad del que invierte. El dividendo está fijo, y ahora en las asambleas de Marzo se fijará para el periodo Abril 2014 – Marzo 2015.

La rentabilidad del inversionista que compra depende del valor bursátil que es el que tiene la acción en bolsa, más que del valor real y como  vimos, ese valor bursátil puede variar mucho, en corto tiempo. Es por ejemplo, el caso de la acción de Ecopetrol.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.