Valoración Propiedad, planta y equipo. Tratamiento de las Permutas (V)

Ejemplo: La  Sociedad  A  dispone  de  un  edificio  de  oficinas  cuyo  costo  fue  de  1.000.000 u.m. y cuya construcción  acaba  de  finalizar.  Su  intención  era  utilizarlo  como  sede  de  la  Compañía,  sin embargo, debido a un deterioro general del negocio se ha planteado un cambio de destino del mismo. La Sociedad B dispone de una participación  accionarial  del 100% en la Sociedad C cuyo  único  activo  es  el  edificio  contiguo,  también  de  oficinas,  cuyo  valor  razonable  es  de 12.000.000 u.m., con un uso similar, ya que están alquiladas a varias empresas, y sin ningún pasivo en su balance. El valor del suelo en ambos casos es un 20% del costo total.

Supuestos:

a) La Sociedad A permuta con la Sociedad B el edificio de oficinas (suponiéndole un valor razonable de 12.100.000 u.m., debido a la extraordinaria revalorización del suelo) a cambio del 100% de las acciones en la Sociedad C.

b) La Sociedad A permuta con la Sociedad B el edificio de oficinas (suponiéndole un valor razonable de 1.200.000 u.m.) a cambio del 10% de la Sociedad C.

Solución:

La modificación que realizó el IASB en 2003 se fundamentaba, entre otros motivos, en que: a) para el marco conceptual la naturaleza diferente de los activos no influye en el reconocimiento de los beneficios o que b) el proceso de realización de beneficios no se produce sólo cuando culmina éste y, a veces, resulta arbitrario señalar cuándo culmina.

Cuando la permuta es comercial, el activo recibido (acciones)  se valora por el valor razonable del activo entregado (edificio de oficinas) con el límite del valor razonable del activo recibido (acciones). Por el contrario, si la permuta fuese no comercial o no fuese posible determinar el valor  razonable  de los activos intercambiados,  se emplearía el valor neto contable del activo entregado (edificio de oficinas).

a) La Sociedad A permuta con la Sociedad B el edificio de oficinas (suponiéndole un valor razonable de 12.100.000 u.m.) a cambio del 100% de las acciones en la Sociedad C.

En este escenario,  el activo recibido es la participación  mayoritaria  en la Sociedad  C, cuyo único  activo  es  otro  edificio  de  oficinas  de  unas  características  similares  a  las  del  edificio entregado. Por tanto, en nuestra opinión, la permuta sería no comercial, dado que la Sociedad A, a través del control de la Sociedad C, gestiona un activo con unas características similares al activo entregado.

Una cuestión interesante en este caso es que el activo entregado podría tener usos diferentes: sede social, alquiler o venta. Si el activo recibido tuviese las mismas opciones de explotación que el activo entregado, en nuestra opinión, la permuta sería no comercial, incluso aunque se optase por otra vía de explotación  del activo, como es el caso que analizamos en el cual el activo deja de ser utilizado como sede social para pasar a serlo como oficinas en alquiler. En caso contrario, la operación se podría estructurar en comercial o no comercial, cambiando meses antes de la misma el destino del activo entregado.

b) La Sociedad A permuta con la Sociedad B el edificio de oficinas (suponiéndole un valor razonable de 1.200.000 u.m.) a cambio del 10% de la Sociedad C.

En este escenario, el activo recibido es la participación minoritaria en la Sociedad C. Por tanto, en  nuestra  opinión,  la  permuta  sería  comercial,  dado  que  los  flujos  que  puede  esperar  la Sociedad  A son los dividendos  o el importe  de venta de las acciones. El valor del negocio dependerá del uso que le confiera la Sociedad C al activo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.