Ventajas que otorga ser poseedor regular

La posesión se encuentra plasmada en nuestro ordenamiento jurídico como un modo de adquirir el dominio; en Colombia existen dos clases de poseedores, por un lado está el poseedor regular quien se caracteriza por tener en sus manos un justo título y haber adquirido la posesión de buena fe, aunque esta después no subsista; el código civil no define que es un justo título pero si explica los efectos que este produce, en el artículo 765 el cual establece lo siguiente:

“El justo título es constitutivo o traslaticio de dominio. Son constitutivos de dominio la ocupación, la accesión y la prescripción.

Son traslaticios de dominio los que por su naturaleza sirven para transferirlo, como la venta, la permuta, la donación entre vivos. Pertenecen a esta clase las sentencias de adjudicación en juicios divisorios y los actos legales de partición.

Las sentencias judiciales sobre derechos litigiosos no forman nuevo título para legitimar la posesión.

Las transacciones en cuanto se limitan a reconocer o declarar derechos preexistentes no forman un nuevo título; pero en cuanto transfieren la propiedad de un objeto no disputado constituyen un título nuevo”.

 Ser poseedor regular concede una prerrogativa que no tiene un poseedor irregular, dicha prerrogativa consiste en que puede adquirir el bien por prescripción adquisitiva ordinaria, siempre y cuando haya ejercido posesión ininterrumpida durante el tiempo que se requiere para ello, el cual es de tres años para los bienes muebles y de cinco para los inmuebles, a diferencia del poseedor irregular el cual adquiere el dominio es por prescripción extraordinaria, ósea que  tiene que ejercer la posesión por diez años.

La posesión regular conduce a la adquisición en menor tiempo del bien poseído, ahora, otra ventaja que reporta el hecho ser poseedor regular es la facultad de poder ejercer acción reivindicatoria, la cual cambia de nombre cuando es el poseedor regular quien la interpone, el código civil denomina esta acción como acción publiciana.

Esta acción se le concede al poseedor regular cuando pierde la posesión de la cosa y se hallaba en el caso de poder adquirirla por prescripción; ahora esta acción solo la puede interponer contra el que posea la cosa, si dicho poseedor no tiene mejor derecho, tampoco podrá interponerse esta acción en contra del dueño de la cosa de conformidad con lo señalado en el artículo 951 del código civil.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Luis MIGUEL ICOCHEA dice:

    Si es cierto que un inquilino que tiene un contrato firmado por el hijo de un copropietario fallecido tiene legitimidad para obrar como poseedor irregular y es pertubado en su posesion al cortarsele el agua toda vez que el suministro no pertenece al copropietario fallecido puede ser considerado DELITO de USURPACION en la modalidad de TURBACION

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.