Vicios redhibitorios en el contrato de compraventa

Dentro de las obligaciones del vendedor en el contrato de compraventa, esta la obligación de saneamiento ya sea por evicción o por vicios redhibitorios también llamados vicios ocultos de la cosa; entonces cuando una cosa vendida presenta vicios redhibitorios el comprador tiene la facultad de iniciar una acción redhibitoria, que es la denominada por el artículo 1914 del código civil así:

“se llama acción redhibitoria la que tiene el comprador para que se rescinda la venta o se rebaje proporcionalmente el precio por los vicios ocultos de la cosa vendida, raíz o mueble, llamados redhibitorios”

Entonces a través de la acción redhibitoria el comprador puede pedir que se por terminado el contrato o que se rebaje el precio de la cosa vendida por los vicios ocultos de esta, así sea mueble o inmueble. Con esta acción se busca proteger al comprador para que la cosa que fue vendida sea garantizada por el vendedor, si presenta vicios que  no se veían pero que afectan el normal funcionamiento de la cosa comprada.

Para que un vicio sea redhibitorio debe llenar los siguientes requisitos:

  • Haber existido los vicios al tiempo de la venta, es decir, que no se generaron después de esta sino que al momento del contrato ya estaban presentes.
  • Que afecten el funcionamiento de la cosa vendida, tanto que si el comprador los hubiese conocido no hubiere comprado la cosa o hubiese pagado menos por ella.
  • No haber sido manifestados por el vendedor, y ser difíciles de detectar por parte del comprador.

Para que sea procedente la acción redhibitoria es necesario que los vicios cumplan estos requisitos porque de lo contrario el comprador no obtendrá una decisión judicial a su favor. Si en el contrato se estipula que el vendedor no estará obligado al saneamiento por vicios ocultos de la cosa, si estará obligado a responder por aquellos de los cuales tenía conocimiento y no declaro al comprador.

Si el vendedor conocía los vicios de la cosa y no los declaro o debía haberlos conocido por su oficio y aun a sabiendas vende la cosa,  será obligado además de la disminución del precio o la restitución según el caso,  a indemnizar al comprador por los perjuicios causados. La acción redhibitoria prescribe en seis meses para las cosas muebles y un año para las inmuebles.

Material para complementar

Siéntase libre de opinar


5 Opiniones
  1. Juan dice:

    Excelente ayuda para los ciudadanos del comun que no tiene a quien recurir frente a temas como estos.

  2. Andrea Carolina dice:

    Excelente explicación, muchas gracias!

  3. Paula parrado dice:

    Buenas tardes,necesito ayuda compre un carro de segunda sin garantía.Y al día siguiente de la compra el carro me dejo varada viajando el mecánico me explico que el motor se avía frenado, la concesionaria llevo el auto al taller y no a querido realizar el arreglo del automóvil y no dan respuesta alguna,que hacer ya que ellos no me informaron que el auto no tenia ningún daño y no me ofrecieron garantía

  4. Ana Maria Amar dice:

    Buenas tardes, tengo una inquietud, compre un inmueble que ya perdió la garantía de 1 año que entrego la constructora. Han pasado 3 años desde el momento de la entrega del inmueble. Solo hasta este momento surgió un defecto de la construcción que yo considero un vicio oculto o redhibitorio, pues parte de la tubería del agua fue construida dentro de la placa del piso de la casa y dentro de vigas de concreto con barrillas de hierro, lo cual ocasionó que la tubería colapsara tiempo después.
    Esto podría considerarse legalmente como un vicio redhibitorio aun cuando el termino de plazo que se menciona en este articulo ya prescribió?

    Muchas Gracias,

  5. Manuel dice:

    Muy ilustrativo.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.