Warren Buffett

Si existe una sonrisa inconfundible en el universo empresarial, esa sonrisa es -sin duda- la de Warren Buffett. Siempre optimista, este sorprendente gurú de las finanzas sorprendió por primera vez al mundo con su genio inigualable cuando, a los 6 años de edad, realizó el primer negocio de su vida. Hijo de almaceneros, el pequeño Warren compró a su abuelo una cierta cantidad de chicles para vender de puerta en puerta. Los ordenó en combos de 5 paquetes y comenzó la venta por el vecindario. Todo iba perfectamente, hasta que una vecina le pidió solo un paquete… ¿Su increíble respuesta? “Podría no vender los otros cuatro. Demasiado riesgo, señora.” Con el tiempo, el lúcido y pequeño Warren Buffett llegó a ser mundialmente conocido como el multimillonario financista apodado el “Oráculo de Omaha”.

Warren Buffett, el genial CEO de Berkshire Hathaway, nació en la ciudad estadounidense de Omaha, Nebraska, el 30 de agosto de 1930. Perteneciente a una humilde familia de esforzados almaceneros, el joven Warren -que ya desde niño había expresado su deseo de convertirse en millonario- se formó en la Universidad de Nebraska. Más tarde, realizó un máster en economía en la Escuela de Negocios de Columbia, en la que destacó como el único alumno del eximio Benjamin Graham -el primer exponente de la estrategia de inversión conocida como Value Investing- en obtener una A+. Al poco tiempo, comenzó a trabajar a las órdenes de su maestro.

Para el año 1965, Buffett había adquirido parte de una compañía textil en problemas: Berkshire Hathaway. Al poco tiempo, sumó a esta inversión dos firmas de seguros de Nebraska. De la mano y la mentalidad visionaria de Buffett, Berkshire Hathaway se convirtió en poco tiempo en el centro de sus negocios, volviéndose uno de los más renombrados holdings en el plano internacional. En la actualidad, Warren Buffett aún preside Berkshire Hathaway. La misma concentra empresas tales como Gillette, Coca Cola, American Express, Scott & Feltzer, los ferrocarriles Burlington Norhtern Santa Fe, Tesco y Nebraska Furniture Mart, entre otros. Además, participa exitosamente como accionista de White Mountains Insurance, The Washington Post y Moody´s.

El secreto del éxito del inefable Warren Buffett se debe a su extraordinaria filosofía de inversión a largo plazo, conocida como el “Método Buffett”. En principio, Buffett reconoce el precio de compra como uno de los factores clave en el momento de realizar una operación, en tanto que el precio efectivamente pagado expresa la tasa de rentabilidad. Esta se calcula mediante la predicción, con mediana certeza, de los beneficios por acción. Para ello, el empresario selecciona -luego de un exhaustivo análisis que contempla el comportamiento accionario a lo largo del tiempo- aquellas empresas que le ofrecen mayor seguridad. Finalmente, Buffett invierte solo en las empresas cuya rentabilidad futura supera la deuda con el Estado y elabora, además, un producto reconocido. Su arma más poderosa consiste en el experto manejo del interés compuesto y la elusión legal del pago de impuestos. La genialidad de este procedimiento reside en su extrema sencillez: solo aguardar que se acumulen los beneficios empresariales, incrementándose de este modo el valor de las acciones. ¿El resultado? Una erogación impositiva que implica solamente un único pago. Cuando eventualmente se decidiera vender las acciones, los inversionistas -gracias a esta metodología- recibirán las mayores ganancias.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.