¿Y si presento la declaración de renta bajo el sistema IMAS sin cumplir los requisitos?

El impuesto mínimo alternativo simple IMAS, es un sistema alterno de determinación del impuesto de renta y complementarios de las personas naturales aplicables a dos de las tres categorías tributarias, a saber, empleados y trabajadores por cuenta propia. Este último, un régimen claramente preferencial.

En el caso del IMAS de trabajadores por cuenta propia. Un agricultor con una RGA (prácticamente ingresos) de $201.997.000 no pagaría un solo peso de impuesto de renta y complementarios, un comerciante al por menos con una RGA de $152.961.000, no pagaría un solo peso de impuesto de renta. De allí su importancia.

En el caso de los trabajadores por cuenta propia, el artículo 3 del decreto 3032 de 2013 condicionó la aplicación de dicho régimen a cumplir cuatro condiciones, que son las siguientes:

  1. Sus ingresos provienen, en una proporción igual o superior a un ochenta por ciento (80%), de la realización de solo una de las actividades económicas señaladas en el artículo 340 del Estatuto Tributario.
  2. Presta el servicio por su cuenta y riesgo.
  3. Su Renta Gravable Alternativa (RGA) es inferior a veintisiete mil (27.000) UVT.
  4. El patrimonio líquido declarado en el periodo gravable anterior es inferior a doce mil (12.000) UVT.

La aplicación de dicho régimen tiene un beneficio adicional, y es que de conformidad con el artículo 335 del estatuto tributario, quienes opten por declarar por el sistema IMAS su declaración quedara en firme en 6 meses contados a partir del momento de la presentación siempre que sea debidamente presentada en forma oportuna, el pago se realice en los términos que fije el Gobierno nacional y que las DIAN no tenga prueba sumaria. Este último requisito desfigurado mediante doctrina.

Ahora bien, ¿Qué sucede si decido presentar la declaración  de renta por el sistema IMAS aun sin cumplir los requisitos para acceder a dicho régimen? ¿Qué sucede por ejemplo si tengo un patrimonio superior a 12.000 UVT pero presento mi declaración en el formulario 240?

Al respecto solo hay dos respuestas posibles. Una, que no le era aplicable el sistema IMAS, así aun cuando haya presentado su declaración, la misma no está cobijada ni por la firmeza ni por el sistema de determinación, y en esa medida la DIAN tiene dos años para fiscalizar dicha declaración. La otra respuesta posible, es que aun no cumpliendo los requisitos para acceder al IMAS, la DIAN solo cuenta con 6 meses para desvirtuar la misma.

Pues bien, algo similar ocurría con el entonces beneficio de auditoria, donde algunos contribuyentes que aun teniendo mal diligenciada su declaración quedaban sujetos a la firmeza especial en su declaración gracias a dicho beneficio.

Así lo sostiene la DIAN mediante concepto 14394 de 2015 señaló:

“En consecuencia, los errores o falencias en que se incurra en una declaración no impiden que opere la firmeza de la misma ni la adquisición de beneficios que deriven de este evento.”

Pareciera que la doctrina de la DIAN avala la segunda tesis, tendiente a señalar que aun sin cumplir los requisitos para acceder al sistema IMAS, quienes presenten su declaración bajo dicho sistema quedará en firme a los seis meses siguientes desde su presentación.

¿Usted qué opina?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.