Yo no firmo…

Traemos a referencia de las anédoctas del diario de la consulta profesional, el yo no firmo:

“… no estuve de acuerdo con el Agente de Transito y no firmé el comparendo y ahora me están cobrando una multa…”; “… no estuve de acuerdo con el memorando que me pasó mi jefe y no firmé, ahora me terminan el contrato de trabajo y como no estaba de acuerdo tampoco firmé la carta ni la liquidación y me la consignaron a un juzgado…”; “… hace como 6 meses el arrendador me envió por correo una carta avisándome que el contrato terminaba al finalizar el periodo pero como estoy muy amañado,  no firmé y ahora me llega la notificación de un juzgado…”; “…vinieron del acueducto a hacer una medición y como no estaba de acuerdo con lo que marcó el aparato ese, no firmé…”

Son apenas cuatro  referencias de la infinidad de circunstancias en las que las personas consideran y están firmemente convencidas de si no firman, no va a pasar nada, porque afirmación contraria, si firman es porque están aceptando la culpa, o lo que el otro dice.

Tales connotaciones no están más que cimentadas en la ignorancia, si es que no en la arrogancia o la majadería; para despejar las falsas creencias con el acto de firmar, salvo que sea un acto notarial o judicial, no  se está reconociendo nada, no se está aceptando nada y tampoco se está renunciando a ningún derecho.

Al caso puntual, cuando el Agente de Transito pide firmar la Orden de Comparendo no está sancionando como tampoco imponiendo multa alguna, solo está notificando de una presunta infracción que si no se está de acuerdo con ella, deberemos comparecer –de ahí la denominación Orden de Comparendo- dentro de los tres días siguientes ante la Inspección de Transito y exponer las razones que tengamos; que si estamos de acuerdo con la presunta infracción entonces se tiene derecho a beneficios económicos por pronto pago o compensación académica; pero, SI NO FIRMA, NO PASA NADA, el Agente de Transito indicará tal circunstancia que se entiende bajo juramento y presunción de legalidad, pero con todo, salvaguardose nuestros derechos, de tal forma que sino se comparece a dar las explicaciones del caso y tampoco se paga, entonces se tiene como reconocimiento de la infracción y opera la imposición automática de la multa sin que sea oponible posteriormente justificación alguna.

En idéntica forma si en el lugar de trabajo NO FIRMA un memorando de llamado de atención, diligencia de descargos, carta de terminación de contrato, liquidación de prestaciones sociales, etc., NO PASA NADA, el empleador recurrirá a dos testigos con quienes levantará un acta de lo ocurrido.

Y si es un aviso de terminación de contrato de arrendamiento, que NO FIRMA, NO PASA NADA, el mensajero de la empresa de correos, dejará la constancia del caso que se entiende rendida bajo juramento y será usted que tendrá que debatir judicialmente que “no le avisaron”.

FIRME, NO PASA NADA, si no está de acuerdo, FIRME, es un mínimo acto de educación que no compromete, como si compromete el no firmar; al tiempo que pasada la ofuscación del momento podrá EN TIEMPO hacer uso de los recursos legales y administrativos en cada caso.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.