25 años del modelo de flexibilización laboral, ¿algún perdedor…?

" Colombianos Bienvenidos al futuro" frase con la que el 7 de agosto de 1990,  el presidente Gaviria y su equipo de gobierno entre ellos su Ministro de Comercio Juan Manuel Santos Calderón nos metió en el cuento de la Apertura Económica que requería para convertirnos en un país globalizado, una política laboral que revolucionara la contratación a todo nivel bajo el sofisma en cuanto que, el sacrificio de unos pocos conllevaría el beneficio de todos, bajo el ideario mesiánico de mas trabajo = mejor bienestar.

Es así como en medio de expectativas que muy pocos entendíamos, pasó la superreforma laboral o Ley 50 de 1990 que eliminando de un plumazo la irretroactividad de las cesantías creo un súper modelo de trabajo simplificando al máximo los procesos de contratación al tiempo que facilitando en extremo el despido de trabajadores.

A este esquema, caracterizado entre otras, por: a) la pauperizaron del trabajo en todos los niveles, como  el contrato a termino fijo -que en la práctica no es más que la generalización del empleo temporal- sin posibilidad de convertirse en indefinido dando al traste con la ilusión de seguridad en la conservación del empleo, o "contratos basura" como se les ha conocido; b) la proliferación legal de toda suerte de modalidades de subcontratación, tipo ordenes de servicios y prestación de servicios; c) la implementación de vectores de retribución económica bajo elementos no constitutivos de salario que disminuyen las bases para pensión, como el Salario Integral y la inclusión de "bonificaciones ocasionales por desempeño" como elementos de pago por trabajo pudiendo incluso entregarse en bonos no convertibles en dinero; y, d) la prescindencia a muy bajos costos de los trabajadores, es lo que se conoce rimbombantemente como FLEXIBILIZACION LABORAL, entre cuyos logros adicionales mas significativos, se alzan igualmente, la prolongación de la jornada ordinaria  de trabajo [diurna] hasta las 10 de la noche y la reducción del valor del trabajo en domingo y festivos, como factores de disminución de costos de producción que nunca se vieron reflejados en más y mejores puestos de trabajo.

Bajo una óptica de mayor rigurosidad, sin abandonar nuestro lenguaje practico, diremos que el enfoque de FLEXIBILIZACION LABORAL propende por eliminar la concepción tradicional del trabajo, por una forma de trabajo que enraizada en la tecnología y la reasignación multi-dinámica de funciones se oriente a  la mayor productividad con el menor costo posible, adaptando la legislación para evitar que el exceso de protección al trabajador afecte la ecuación económica; de esta forma, aunque existe mayor igualdad de posibilidades para ingresar al mercado laboral, dicho ingreso será permanentemente inestable en atención a la continua movilidad e implementación de cambios de estructura que no permite el arraigo al puesto de trabajo.

La consecuencia de este modelo neoliberal de FLEXIBILIZACION DEL TRABAJO no solo en Colombia, sino en todos los países donde ha sido adoptado no es otra que la incertidumbre ante una constante reacomodación en distintos puestos de trabajo con salarios mas o menos igual de miserables, endeudamiento a largo plazo, la imposibilidad de ahorro y proyección para el futuro, que se traducen en una pobretización de la clase media y la miserablelización de los pobres, convirtiendo al País, como lo refiriera el Presidente Maduro en estos días, muy a nuestro dolor, en "exportador de pobreza".

Obviamente, todo es posible, gracias a la paquidérmica, inoficiosa e ineficiencia actividad del Ministerio de Trabajo que fiel seguidor de la filosofía del laissez faire, laissez passer como en la Francia del Siglo XVIII, "...cohonesta criminalmente por la abolición de todas las leyes que prevenían que gente más eficiente superara a competidores menos preparados...".

25 años después, para  el hoy presidente Santos fiel seguidor y heredero del modelo neoliberal, es suficiente responder " Yo le diría con mucho respeto al presidente Maduro que eso era en el pasado, que hoy es tal vez a la inversa, y que lo que nuestro sistema económico está produciendo es todo lo contrario: prosperidad”.  ¿Para quien...?

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.