¿A que hay lugar cuando los vicios ocultos de la cosa comprada son de poca importancia?

Si bien los derechos que tiene el comprador tanto en la venta de una cosa mueble como de un inmueble cuando esta presenta vicios ocultos son ya sea, pedir la rescisión del contrato o la rebaja del precio; según lo que le parezca más conveniente al comprador, ¿Qué pasa cuando dichos vicios son de poca importancia?

Recordemos que los vicios redhibitorios u ocultos deben llenar unos requisitos para que sean considerados como tal, dentro de los cuales esta, haber existido al momento de la celebración del contrato entre el comprador y el vendedor, independientemente de que este ultimo tenía o no conocimiento de ellos, ser de tal gravedad que la cosa no pueda ser utilizada para su fin o se pueda usar de manera imperfecta  y por ultimo no haber sido declarados por el vendedor, y que en razón de su profesión el comprador no debía conocerlos.

Los vicios ocultos deben principalmente ser de tal magnitud, importancia o gravedad que no pueda ser usada la cosa para su uso natural o se pueda usar pero de manera imperfecta, de tal manera que pueda presumirse como lo establece el numeral segundo del artículo 1915 del código civil, que de haberlos conocido el comprador no hubiera comprado la cosa o la hubiera comprado a  menor precio, pues si los vicios no reúnen este requisito, entonces  son de poca importancia.

Cuando hay vicios ocultos en la cosa comprada y estos son de poca importancia según lo establece el código civil, el derecho del comprador solo consistirá en pedir la rebaja del precio, esto es razonable pues por más que la cosa comprada tenga vicios si estos son de poca importancia no se justifica rescindir el contrato. Entonces solo en este caso los derechos del comprador se reducen a solo solicitar la rebaja del precio en proporción al vicio oculto.

El derecho de pedir la rebaja del precio cuando los vicios de la cosa comprada son de poca importancia, prescribe en un año para los bienes muebles y en diez y ocho meses para los bienes inmuebles, esta prescripción también es la misma cuando los vicios son graves.

En el artículo 1925 el código civil establece la regla de los vicios ocultos de poca importancia, dicho artículo expresa:

“Si los vicios ocultos no son de la importancia que se expresa en el número 2o. del artículo 1915, no tendrá derecho el comprador para la rescisión de la venta, sino sólo para la rebaja del precio”. 

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.