¿A qué me expongo si no afilio a seguridad social a un trabajador?

Por

Si usted contrata a un trabajador y desde el primer día de trabajo no lo afilia a seguridad social, debe asumir los costos de cualquier problema de salud que el trabajador presente durante el tiempo de vinculación, o si como consecuencia del trabajado desarrollado, luego le sobreviene algún problema de salud.

Los aportes a salud (Eps), riesgos laborales (Arl) e incluso a pensión, operan como un seguro para protegerse de los riesgos a que se expone el trabajador, y si usted no paga a una aseguradora para que le cubra y el proteja de esos riesgos, en caso de suceder algún problema le tocará a usted responder con su dinero.

Es lo mismo que sucede cuando usted tiene un vehículo y no lo asegura contra todo riesgo. Si usted se estrella y desbarata el carro, tendrá usted que pagar el arreglo o comprarse uno nuevo.

Veamos lo que dijo la sala laboral de la corte suprema de justicia en sentencia 47044 del 15 de febrero de 2017 con ponencia del magistrado Gerardo Botero:

«Salud y riesgos laborales. En relación con esta temática, la Sala ha considerado que al trabajador no le es dable pedir que se le cancelen directamente los aportes que en su oportunidad no efectuó el empleador, porque, sólo en algunos eventuales casos previamente definidos en la ley, es que se puede pedir la devolución de aquellos efectuados de más, pero no el pago directo de los que debieron hacerse y no se realizaron. Del mismo modo, tiene adoctrinado que lo que procede frente al hecho consumado de la no afiliación a las contingencias de salud y riesgos laborales, es la reparación de perjuicios que el trabajador acredite haber sufrido por esa omisión del empleador, o el reintegro de los gastos que se vio obligado a llevar a cabo por no tener la atención y cubrimiento de tales riesgos.

Lo anterior significa, que los aportes en salud y riesgos laborales implicaban que la correspondiente EPS y ARL asumiera los pagos propios del subsistema de salud y de riesgos laborales en caso de haberlo requerido el trabajador, pero como en el sub lite no se invocó ni acreditó que se haya producido daño a la salud que irrogara pago alguno, al igual que un perjuicio por la falta de afiliación, como tampoco que se hubiera dado erogación alguna por parte del demandante por estos conceptos, se impone absolver por esta súplica»

Si el trabajador se enfermó o accidentó y no estaba afiliado a una EPS o a una ARL, debe usted pagar todo el costo del tratamiento y medicamentos.

La corte advierte que en caso de no afiliación, el trabajador no puede exigir que le paguen directamente a él el dinero que corresponde a los aportes no realizados, y precisa que en ese caso lo único que el empleador debe hacer es asumir el costo de una eventualidad, lo cual nos lleva a considerar que si se hemos tenido suerte y el trabajador ni se enfermó ni se accidentó, pues nos sale gratis debido a que no hubo ningún daño que reparar, pero no es así, porque existe la UGPP, que si se entera que no afiliamos al trabajador, nos extenderá una cuenta de cobro por lo dejado  pagar, y con intereses moratorios, de modo que es probable que pase lo siguiente:

  1. El trabajador se enfermó y nos tocó asumir el costo del tratamiento de nuestro bolsillo.
  2. La UGPP se enteró y nos toca pagar con intereses las cotizaciones no realizadas.

Y  el hecho de pagar con mora las cotizaciones no nos faculta para repetir contra la EPS o la ARL los gastos en que hayamos incurrido en el tratamiento del trabajador, por lo que ese dinero se pierde.

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.