¿A quién se debe notificar el auto de inspección tributaria?

Casos se han presentado en que la Dian entrega una notificación al portero o a la señora de los tintos y estos se olvidan de entregar el documento a las partes interesadas en la empresa o a quienes tienen competencia para conocer de ellos, por lo que los responsables de la empresa nunca se enteran de los hechos, de manera que los contribuyentes terminan alegando que no fueron notificados debidamente y por lo tanto los actos administrativos posteriores deberían ser declarados nulos, y en cuanto al auto de inspección tributaria, la pregunta es a quién se debe notificar, y no hay respuesta a esa pregunta.

El artículo 779 del estatuto tributario se limita a señalar que “se notificará por correo o personalmente”, sin precisar a quién, si al gerente, contador, revisor fiscal, vigilante, lo que precisamente lleva a que se presenten los casos enunciados en el primer párrafo.

Respecto a este tema se pronunció la sección cuarta del consejo de estado en sentencia 16981 del 28 de julio de 2011, con ponencia del magistrado William Giraldo:

El Estatuto Tributario no consagra la obligatoriedad de notificar el auto de inspección tributaria al representante legal de las sociedades, el artículo 779 ib. expresamente señala que la inspección tributaria se decretará mediante auto que se notificará por correo o personalmente, sin hacer distinción al respecto, lo anterior en concordancia con el artículo 565 ib. Por otra parte, observa la Sala que la diligencia fue realizada en las instalaciones de la actora, con la anuencia del representante legal y del revisor fiscal; así la notificación del auto de inspección tributaria cumplió su finalidad de dar a conocer al interesado la decisión de la Administración encaminada a la práctica de una inspección tributaria, sin que hubiera violado el derecho de defensa, por lo cual la pretendida nulidad no tiene vocación de prosperidad. No prospera el cargo.

En realidad, y para ser justos y objetivos, poco importa quién en la empresa reciba la notificación del auto de inspección tributaria, por cuanto esta sólo surte efectos cuando la Dian realiza en campo el procedimiento de inspección, y para ello se tienen que presentar a la empresa los funcionarios comisionados para ello, y para que estos puedan realizar su trabajo, le deben dar acceso a toda la información de la empresa, y para tal efecto por lo menos el contador público  o el revisor fiscal se deben enterar, y estos por supuesto deben escalar la información,  por lo que se consideran notificados en ese momento.

De otra parte, alegar violación al debido proceso o del derecho a la defensa por una supuesta notificación equivocada o inexistente, no tiene asidero, toda vez que la inspección tributaria es un acto de trámite, sobre el que no procede ningún recurso, de suerte que notificada o no, se tiene que realizar inexorablemente, y como ya se dijo, el momento de practicar la inspección todos en la empresa se tienen que enterar por simple lógica, pues sin el consentimiento, anuencia y colaboración de los responsables de la empresa no se podría practicar la inspección tributaria, así que la notificación del auto de inspección tributaria termina siendo irrelevante, puesto que lo relevante es la práctica de la inspección tributaria, y sólo cuando esta se practica en el terreno, es que surte efectos en lo que le es pertinente.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.