¿A quienes más ganan más se les incrementa el sueldo?

Por

Entre las muchas contradicciones que vivimos en nuestro país, existe una que a muy pocos les ha llamado la atención, y tiene que ver con el porcentaje de incremento al salario mínimo y a los salarios superiores al mínimo, lo que hace suponer que a quienes más ganan más se les incrementa el sueldo.

El salario mínimo es incrementado casi siempre por decreto, y en ese incremento no se toma en cuenta un factor determinante como es el incremento de la inflación, puesto que históricamente, el salario mínimo siempre se ha incrementado por debajo del índice de inflación, lo que ha llevado a que en términos reales, el salario mínimo haya disminuido con el paso del tiempo.

Pero sorprendentemente, la inflación sí se debe considerar para incrementar aquellos salarios superiores al mínimo, tanto del sector privado como del sector público, y bien sabemos que en el sector público difícilmente existen salarios mínimos.

Sucede que el incremento del salario mínimo sólo es obligatorio para quienes devengan el salario mínimo, de suerte que quien devengue más de un salario mínimo, no puede exigir legalmente que se lo incrementen también, puesto que ninguna ley regula este aspecto.

Y como allí hay un vacío legal, como sucede en estos casos, la jurisprudencia entra a llenar ese vacío, y la jurisprudencia ha considerado que para los salarios superiores al mínimo, o sea algunos del sector privado y casi todos los del sector público, se debe realizar un incremento anual con base al incremento de la inflación:

«Si la constante es el aumento del índice de precios al consumidor, donde existe anualmente inflación de dos dígitos, se altera la ecuación económica si se admite un salario nominalmente invariable, Es por ello que el salario tiene que mantener su VALOR INTRINSECO, esto es, su poder adquisitivo, luego hay que lograr un valor en equidad, El artículo 53 de la Carta, habla precisamente, de la remuneración MOVIL no sólo comprende el salario mínimo sino a todos los salarios puesto que ello es una lógica consecuencia de la naturaleza sinalagmática y conmutativa de la relación laboral, prueba de la cual es el reajuste automático de todas las pensiones.

Sería absurdo que al trabajador pasivo se le reajustara su pensión y no se le reajustara su salario al trabajador activo, Por consiguiente si a un trabajador se le fija un salario y se mantiene, el mismo guarismo por más de un año a pesar de que la cantidad y la calidad del trabajo permanecen inmodificables, mientras el valor del bien producido aumenta nominalmente, en razón a la depreciación de la moneda, se estaría enriqueciendo injustamente el empleador en detrimento del derecho que tiene el asalariado a recibir lo justo, y esto no sería correcto en un Estado, una de cuyas finalidades esenciales es garantizar la vigencia de un orden justo.» [Corte Constitucional, sentencia T – 102/95].

Esa línea jurisprudencial que no opera para el incremento del salario mínimo sino de los altos salarios, es mucho más benéfica por cuanto exige un incremento por lo menos igual a la inflación, lo que representa una clara discriminación que lleva a que el incremento del salario mínimo sea siempre inferior al incremento de los altos sueldos.

En el sector privado casi nunca prestan atención a esta jurisprudencia, pero sí en el sector público, lo que ha llevado a dar un tratamiento claramente preferencial a los que ganan más frente a los que apenas ganan el mínimo.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión? Manténgase Informado.