A segundo debate en el Senado proyecto de ley que prohíbe cobrar aportes e intereses durante los períodos de suspensión de los servicios de salud

Si al afiliado se le suspende la prestación de los servicios de salud por mora en el pago de aportes, durante el tiempo que dure la suspensión no se causarían aportes ni intereses

El 15 de mayo de 2011 Gerencie.com publicó un editorial bajo el título “Parece ser que para las EPS es un buen negocio no gestionar oportunamente el cobro de las cotizaciones a salud adeudadas por sus afiliados”.

En dicho comentario su autor señalaba lo siguiente:

“Las EPS tienen diferentes mecanismos para cobrar a la empresa los valores de las cotizaciones en mora, no obstante, en la mayoría de los casos no los utilizan y dejan correr el tiempo sin tomar las medidas necesarias en procura de proteger los intereses del afiliado y su núcleo familiar.

El asunto es sencillo. Si el trabajador se encuentra atrasado en los pagos de las cotizaciones, la EPS se limita a suspenderle los servicios para luego en un futuro siempre cobrar las cotizaciones atrasadas con todo e intereses.

De esta forma, la EPS gana mucho dinero al no prestar los servicios de salud al trabajador o sus beneficiarios, y no pierde dinero por las cotizaciones atrasadas, porque en el futuro las cobrará con intereses.

Es evidente que la EPS que no cobre oportunamente las cotizaciones, obtiene un gran beneficio, y tal vez esa sea una de las razones por las que no se esfuerzan para conseguir que los afiliados paguen oportunamente.

Recordemos que el afiliado o cotizante al que la EPS le suspende los servicios, para reactivarlos tiene que pagar todas las cotizaciones atrasadas con sus respectivos intereses, y en cambio la EPS no tendrá que asumir ninguna consecuencia por no haber prestado los servicios durante los meses en que los suspendió al trabajador. Una gran ganancia para ella. Claro que es culpa del cotizante por no pagar oportunamente, pero también es culpa de la EPS por no hacer lo necesario para conseguir el pago oportuno, y máxime si tal pasividad es deliberada y malintencionada.”

Pues bien, ese comentario editorial de Gerencie.com hace parte del texto del informe de  ponencia  para segundo debate en el Senado del proyecto de ley 126 de 2014, por medio de la cual se busca prohibir el cobro de los intereses y las cotizaciones correspondientes a los períodos durante los cuales ocurrió la suspensión de la afiliación en el régimen contributivo del Sistema de Seguridad Social en Salud.

Así mismo, la iniciativa en comento se propone permitir que quienes tienen deudas con el sistema puedan diferir el saldo pendiente de pago en cuotas y de esa manera se levante la suspensión a partir del pago de la segunda de éstas.

Dice el informe de ponencia:

“Si bien es cierto, conforme a lo preceptuado en el artículo 209 de la Ley 100 de 1993, los afiliados tienen el deber de facilitar el pago cuando corresponda de las cotizaciones obligatorias a que haya lugar, cuyo incumplimiento acarrea la suspensión de la afiliación y al derecho a la atención del Plan Obligatorio de Salud, no debe desconocerse, que tal interrupción no debería entrañar la generación de intereses de ninguna clase, y mucho menos el cobro de los periodos en los  que no se gozó del servicio, tal como lo indica el aparte final de la misma disposición: Por el período de la suspensión, no se podrán causar deuda ni interés de ninguna clase.

(…)

Más adelante recuerda el informe de ponencia que en atención a lo dispuesto por el artículo 57 del Decreto 806 de 1998, cuando transcurre un mes sin que el afiliado cancele los aportes del período, la afiliación se suspende, y que cuando la suspensión ocurre por causa del empleador o de la administradora de pensiones, éste o ésta deberá garantizar la prestación de servicios de salud a los trabajadores que así lo requieran, sin perjuicio de la obligación de pagar los aportes atrasados y de las sanciones a que haya lugar por este hecho, de conformidad con lo establecido por el parágrafo del artículo 210 y el artículo 271 de la Ley 100 de 1993.

Rememora, igualmente, que para efectos de levantar la suspensión, el empleador, la administradora de pensiones o el afiliado deberán proceder a pagar todos los períodos atrasados a la Entidad Promotora de Salud, la cual brindará atención inmediata.

Subraya que de esa forma se creó “una circunstancia en virtud de la cual se desampara de manera intencional al cotizante, quien no podrá gozar de la atención del sistema hasta tanto este no efectué el pago de los periodos atrasados a la entidad promotora de salud, siendo ésta una previsión perversa que limita el ejercicio efectivo del derecho a la salud”.

El informe pone a la vista cómo el cobro de los aportes e intereses de los períodos subsiguientes a la suspensión de la afiliación constituye una carga para el afiliado independiente, y para el empleador en el caso de  los trabajadores dependientes, que ni jurídica, ni financieramente tiene sustento alguno, y por lo mismo no están obligados a soportar, pues al no continuar prestándosele el servicio al afiliado y consecuentemente no estar siendo utilizado, no se está generando gasto o afectación alguna al equilibrio económico de las EPS. Advierte el ponente de la iniciativa que habrá que establecer los mecanismos del caso para evitar que los empleadores prevalidos de la prohibición del cobro de intereses se abstengan de cumplir con el pago oportuno de los aportes.

Seguidamente la ponencia recoge el editorial de Gerencie.com, lo transcribe en su integridad, y lo aplica como uno de sus argumentos de apoyo.

Y termina diciendo:

“Tal como se expuso en el recinto de la Comisión Séptima del Senado, esta iniciativa no busca beneficiar a las empresas y su negligencia, sino que pretende favorecer al trabajador y su beneficiarios, de tal manera que se obligue a la EPS a mantener actualizado el sistema de verificación de pagos, a hacer el seguimiento a los cotizantes independientes, de tal manera que no se les vuelva un negocio el cobro de intereses, además de las cuotas en mora”.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.