A un paso de ser aprobado el proyecto de ley que busca reducir al 4% el valor de los aportes que hacen los pensionados para salud

La iniciativa fue aprobada en tercer debate en el senado.

Según información publicada en la página web del Senado de la República, la Comisión séptima del Senado aprobó en tercer debate el proyecto de ley que tiene por objeto reducir, del 12% al 4%, el valor del descuento que se les hace mensualmente de su mesada a los pensionados, con destino al Sistema General de Salud.

Si la iniciativa logra superar el cuarto debate los pensionados habrán ganado una dura batalla y el triunfo sería más que merecido, pues el trámite del proyecto ha tenido muchos inconvenientes. Primero fue el Ministro de Hacienda quien manifestó la falta de apoyo del gobierno al proyecto, aduciendo razones de orden presupuestal; posteriormente se le atravesaron algunos congresistas que lo descalificaban por tener origen parlamentario y no contar con el apoyo del ejecutivo,  lo cual, decían,  ponía en riesgo la constitucionalidad de la ley resultante.

Sin embargo, posteriormente las cosas cambiaron de perspectiva por cuanto durante una audiencia pública que se adelantó en la Comisión VII del Senado, la ministra de Trabajo, Clara López Obregón le dio el visto bueno a la iniciativa, y de esa manera se le mejoró el rumbo al propósito de disminuir del 12 al 4% el aporte al Sistema de Seguridad Social en Salud que realizan los pensionados de Colombia.

Es indiscutible que de llegar a convertirse en ley, el mencionado proyecto mejoraría sustancialmente la calidad de vida de los pensionados, toda vez que de esa manera podrían disponer del 8% que con la reforma dejarían de aportar al Sistema.

Y es que no existe razón válida para mantener vigente una norma que golpea duramente a los pensionados,  pues los obliga a aportar para salud como si se tratara de trabajadores y empleadores a la vez (4%+8%=12%)

Al pronunciarse sobre la decisión tomada por su Corporación, el senador Honorio Henríquez señaló: “Actualmente los pensionados devengan un 25% menos que los trabajadores y si a eso se le suma el aporte a salud del 8%, que ya no asume el empleador, el descuento total es del 33%. Adicionalmente, dejan de recibir primas semestrales, vacaciones, cesantías, intereses de cesantías, viáticos, dotaciones, entre otros.”

Ahora bien, la información publicada en la página web del Senado de la República advierte que la iniciativa únicamente beneficiaría a los pensionados que devengan pensiones cuyo valor no supere el equivalente a 4 salarios mínimos.

Se puede consultar la información aquí.

 

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

9 Opiniones
  1. Jose Villa dice:

    Anoche, miércoles 21 de diciembre de 2016, vi por TV, que en la discusión del proyecto de reforma tributaria en la Cámara de Representantes, esa cámara metió como adición al mencionado proyecto de reforma tributaria, este tema de aportar los pensionados solo el 4% para salud. No se dijo nada del línite de los 4 SMMLV.

    Si llega a quedar formando parte de la reforma tributaria, como esta reforma quedaría con fecha de diciembre de 2016, ese límite de cuatro salarios mínimos se aplicaría con base al existente ahora?, o con base al que exista en enero 01 de 2017?

    Es que si ese límite se fija sobre lo existente hoy, significa que en el 2017 se beneficiarían pensionados con mesadas hoy hasta de $2.757.820 ($689.455 x 4), en cambio si este límite se calcula con el salario mínimo vigente en 01/01/2017, alcanzarían a clasificar otros que hoy podrían quedar excluidos por unos pocos pesos, por ejemplo quienes tengan pensiones hoy de $2.757.821 ó alguito más.

    • Andrés dice:

      La respuesta será siempre la misma, al basarse en SMLV no importa cual año sea. Siempre será, para éste ejemplo: 4 SMLV. Adicionalmente la reforma está en discusión, se espera que por las EXTRAS del congreso la aprueben, a como de lugar antes de fin de año, o sea que entrará en vigencia el 01/ENE/2017.

      • Jose Villa dice:

        Me permito aclarar mi inquietud:
        Como la reforma tributaria ha de tener fecha diciembre de 2016 (SMMLV, $689.455), una opción es que digan: los pensionados que a la fecha de expedirse la ley devenguen hasta cuatro smmlv ($2.757.820) se beneficiarán en el año 2017 pagando aportes obligatorios a salud del 4% sobre el valor de sus mesadas. Quiere decir que quien tenga una pensión hoy de $2.757.821 ó más, va a pagar el 12%.

        Ahora supongamos que la inflación 2016 sea de 5,5% y que el salario mínimo 2017 quede en $738.000, tendríamos estos cálculos:
        Cuatro salarios mínimos año 2017 valen, $2.952.000.
        La pensión 2016 que valga $2.757.821, quedaría en el 2017 en $2.909.501, suma inferior a 4 smmlv año 2017.
        Entonces si la fecha que decide el porcentaje de aportes año 2017 del 4% es 01/01/2017, ese pensionado que en 2016 devenga una pensión de $2.757.821 SI QUEDARIA BENEFICIADO CON EL NUEVO PORCENTAJE DE APORTE A SALUD, pues calificarían todos aquellos que en el 2017 tengan una pensión hasta de $2.952.000 (en el supuesto que el salario mínimo 2017 sea de $738.000).

        CONCLUSION: Quienes estén en la cuerda floja del límite de los cuatro salarios mínimos se pueden ver perjudicados si el límite se define con la fecha de la ley de reforma tributaria.

  2. Andrés dice:

    Generalmente tengo un punto de vista diferente al columnista; no siendo menos, siempre aprecio la información y el punto de vista que nos comparte.
    Comento dos aspectos, previo un escenario de contexto: todo descuento o similar siempre será aplaudido, so pena de que lo que quitan allí, otro tendrá que pagarlo. Con esto quiero decir: “Muy bien por los pensionados al bajar 8 puntos porcentuales, ahora: ¿a quienes de nosotros nos tocará pagarlo?”. Las cosas NO son como nos la pintan. DE ESO PUEDE ESTAR SEGURO.
    Ahora mis comentarios: 1ro, el hecho de yo ser pensionado, empleado, empleador o vago, no hace que tenga más o menos beneficios, derechos o requerimientos a la salud. TODOS consumimos por igual, aunque durante un año no vayamos al médico. Entonces ¿cómo es JUSTO que unos tengan que pagar menos? bienvenido los descuentos, pero lo que le descuentan a ellos NOS va a tocar pagarlo a nosotros. Ahora y es mi opinión personal: por el contrario, he visto yo que una persona pensionada tiene más requerimientos en saludo que yo. AUNQUE el planteamiento que nos propone sí es justo: ¿por qué les toca pagar como si fueran empleados independientes cuando no lo son? … con esto digo SÍ al descuento, pero bajarlo al 4% creo que quita equidad e igualdad.
    Y 2do, el senador se equivoca y gravemente con el fin de justificarlo intencionalmente, para los que sabemos del tema, “dejan de recibir primas semestrales, vacaciones, cesantías, intereses de cesantías, viáticos, dotaciones, entre otros.” con el fin de hacer grande los descuentos, suma como si devengara el empleado ahora pensionado, las vacaciones cuando éstas son simplemente un adelanto, inclusive uno recibe menos cuando solicita las vacaciones; viáticos: no todos los empleados reciben ésto, dotaciones: eso no suma plata al empleado es un consumo.

    Mi conclusión: muy bueno el descuento pero creo que un 8% hubiera sido justo de equitatividad. Lo que dejarán de pagar deberemos pagarlo los demás. Cuando por el contrario pienso qué demandan más servicios de salud que los demás. Ésto lo comento inclusive pensando en que yo espero ser un pensionado también. Es que tenemos que pensar en todos

    • Andrés dice:

      Corrección cambio el porcentaje de 8 a 6.

    • JUAN RUA M. dice:

      Decir que el pensionado tiene más demanda en servicios de salud que el trabajador activo no es una verdad absoluta. Tengamos en cuenta que en un alto porcentaje de los pensionados, su grupo familiar solo lo conforman el “viejito y la viejita” porque sus hijos ya son personas mayores excluidos como beneficiarios, mientras que en un también alto porcentaje de trabajadores activos su grupo familiar esta compuesto en promedio por 5 personas, todos afiliados como beneficiarios al sistema de salud y, si las matemáticas no fallan, 5 personas demandan más servicio que 2. De otra parte, por todos es sabido que al pensionado la EPS no le cancela incapacidades, ni licencias de maternidad, ni licencias de paternidad que, supongo, representa un rubro alto en las erogaciones del sistema de salud. Por todo lo anterior se hace justicia que el pensionado no aporte por si solo el porcentaje que aporta el trabajador activo más su empleador. Todo esto sin introducirnos en el pésimo servicio de salud con el que contamos los colombianos.

      • Alonso Riobó Rubio dice:

        Para Andrés:

        Mostrar inconformidad con la medida que busca disminuir el valor de los aportes que hacen los pensionados, desde el argumento de que esos recursos que dejarán de entrarle al Sistema tendrán que ser compensados con dineros que otros deberán sacar de su bolsillo, y guardar silencio frente al hecho de que el gobierno le suprimió a las empresas, y en general a los empleadores, la obligación de aportar para salud por sus trabajadores, no es precisamente un muestra de coherencia. Porque así como están las cosas, los trabajadores dependientes aportan el 4%, los empleadores que tienen dos o más trabajadores no aportan nada, y los pensionados y los trabajadores independientes el 12%.

        ¿Por qué si el estado asumió el pago de lo aportes que le correspondía hacer a los empleadores, no puede disminuir el porcentaje que pagan los pensionados?

        Conviene advertir que al momento de crear la figura de la pensión y de su permanente actualización, lo que se propuso el legislador fue permitirle al trabajador que recibe dicho beneficio, conservar su nivel de vida y con ello su dignidad, de tal suerte que la pérdida del salario no le signifique su degradación personal, familiar y social. Ni más faltaba que el retiro laboral después de muchos años de servicio le significara al trabajador tener que deshacerse de sus bienes, dejar su habitual entorno social e irse a vivir con familiares, amigos o de la caridad.

        Existen muchas razones que explican y justifican la disminución de los aportes en comento.

        Saludos,

  3. Arturo Medina G dice:

    Soy pensionado por un Fondo Privado, el cual recibió un bono pensional de $ 270.000.000 y mis aportes al mismo que sumaban en ese momento $ 12.000.000 Sumados los dos aportes mi pension se basó en $ 282.000.000 con lo cual me asignaron una pension de $ 1.380.000. A mi retiro de la empresa con la que laboraba devengaba $ 3.800.000. Visto lo anterior mi ingreso después de dos años de no recibir ningún ingreso laboral, me lo redujeron en un 60% y además mi aporte a EPS subió de $ 152.000 a $ 165600 ya que empezó a ser el 12 % de mi nuevo Ingreso. No entiendo la justicia social del gobierno con los pensionados si además nos toca pagar cuota moderadora por los malos servicios de la Eps y jamás tenemos ninguna incapacidad retributiva por nuestra condición de pensionados. Estamos en mora de que el Gobierno considere un alivio para nosotros si además tiene en cuenta que nuestro aumento es siempre el IPC y no el mismo porcentaje que se aumenta al salario mínimo.

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      Su caso ilustra perfectamente lo que ocurre con los fondos de pensiones. La razón es clara: en los fondos privados el afiliado se costea su propia pensión, mientras que en Colpensiones la pensión se paga con los recursos del Sistema. En aquellos el trabajador se pensiona cuando tiene en su cuenta de ahorros individual la cantidad de dinero suficiente para cubrir su pensión; en Colpensiones para pensionarse basta con que el afiliado complete la edad y reúna el número de semanas requeridas por la ley, independientemente de que el dinero aportado sea suficiente o no para cubrir la pensión. Generalmente es insuficiente, pero eso a la hora de la verdad afecta a la persona.

      Por otra parte, el valor de los aportes que hace el pensionado para salud es exagerado no solo porque el servicio que recibe es de pésima calidad, sino también porque le significa una ostensible reducción de su menguada pensión.

      El argumento de los gobiernos para mantener esos aportes tan altos es que el Estado no puede asumir total o parcialmente el costo de dichos servicios por razones de orden presupuestal o fiscal.

      Pero la verdad es que los dineros que recibe el Estado por concepto de impuestos (entendidos en sentido amplio) son suficientes para atender los servicios de salud, educación, seguridad, y demás conceptos que le corresponden y que justifican la existencia del Estado, pero si eso no se cumple, entonces qué lo justifica? ¡La mayoría de esos recursos se lo lleva la corrupción!

      Saludos,

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.