Acción reivindicatoria de títulos valores

La acción reivindicatoria de dominio es una acción civil a través de la cual una persona que se ha visto privada de la posesión de un bien que es de su propiedad,  dirige acción reivindicatoria de dominio en contra de  ese poseedor que esta usurpando su puesto y por ende vulnerando su derecho de poseer el bien.

De igual manera cuando un titulo valor sea extraviado robado o lo tenga otra persona diferente al tenedor legitimo y que lo haya obtenido por cualquier medio ilícito, el tenedor legítimo puede iniciar acción reivindicatoria del título valor. Esta figura jurídica se encuentra consagrada en el código de comercio en  su artículo 819.

Por otro lado, el artículo 947 del código civil establece que cosas pueden reivindicarse, dicho artículo dice lo siguiente:

“Pueden reivindicarse las cosas corporales, raíces o muebles.

Exceptuase las cosas muebles, cuyo poseedor las haya comprado en una feria, tienda, almacén u otro establecimiento industrial (comercial) en que se venden cosas muebles de la misma clase.

Justificada esta circunstancia, no estará el poseedor obligado a restituir la cosa, si no se le reembolsa lo que haya dado por ella y lo que haya gastado en repararla y mejorarla.” 

Entonces teniendo en cuanta que un titulo valor es una cosa corporal si es susceptible de reivindicación o de acción reivindicatoria de dominio, está legitimado por activa, es decir, puede ejercer la acción el ultimo tenedor legitimo a quien se le haya perdido o a quien le hayan hurtado el titulo, en esta ultima situación esta acción se ejerce sin perjuicio de las acciones penales a las que haya lugar.

Respecto a la acción reivindicatoria la Corte Suprema de Justicia, sala de casación civil y agraria en sentencia de 10 de febrero de 2003, expediente 6788, dice algo muy interesante:

Cuando una persona se atribuye la condición jurídica de propietario de un bien que se haya en posesión de otro, para reclamar su restitución, mediante el ejercicio de la acción reivindicatoria, corre en la carga de aniquilar la presunción de dominio que protege al poseedor, suministrando la prueba en contrario del hecho presumido, es decir, comprobando que en el radica la titularidad del derecho aducido, tarea en la cual le compete exhibir un titulo que contrarreste la posesión material ejercida por su adversario y justifique en él un mejor derecho a la posesión del bien, título que por tanto debe tener una existencia precedente a la posesión del demandado”

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.