Activos en montaje o en construcción no se deprecian

Los activos fijos que se encuentran proceso de montaje o en construcción, no se deprecian.

La razón es que los activos sólo se deprecian en la medida en que se utilizan,  y es obvio que mientras los activos estén en proceso de montaje o construcción, no se pueden utilizar.

Recordemos que la depreciación tiene como finalidad reconocer el desgaste que los activos sufren por el uso que la empresa hace de ellos para generar ingresos, de suerte que mientras no se estén utilizando, no hay desgaste y no hay lugar al reconocimiento de ningún gasto.

Los activos se deprecian desde el momento que se empiezan  a utilizar, o por lo menos, desde el momento en que estén en condiciones para ser utilizados, especialmente aquellos activos que pierden valor por el simple paso del tiempo.

Respecto al  último supuesto, un activo que está en condiciones de ser utilizado pero no se utiliza, contablemente se podría depreciar si es que por el simple paso del tiempo pierde valor, pero esa depreciación fiscalmente no sería procedente por cuanto al no ser utilizado, es imposible que dicho activo genere renta, por lo que no habrá una relación de causalidad entre gasto e ingreso, requisito esencial de las deducciones.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.