Acto legislativo 01 de 2005, una pesadilla para los trabajadores y una prueba más de que el poder todo lo puede, incluido lo imposible

Ni el paso del tiempo que, según se dice, todo lo cura, ha sido capaz de mitigar la rabia y la frustración que sienten los millones de trabajadores colombianos a quienes el acto legislativo 01 de 2005 despojó de su derecho a pensionarse en las condiciones que el Estado les había prometido.

Hace dos meses un lector nos dejó en la sección de comentarios la siguiente consulta:

“Tengo las 1300 semanas, pero cumplo los 62 años en octubre de 2016. Desde hace 2 años estoy cotizando como independiente por 4 SMLV. Mi pregunta es: ¿debo seguir cotizando? o si paro en qué me perjudica? ¿Es posible que cambie la ley nuevamente y se necesiten más de las 1300?  ¿Si continúo me sirve de algo? Por favor, me comenta al respecto?”

Al lector se le dio oportunamente la siguiente respuesta:

“Las probabilidades de que un cambio de legislación en materia pensional lo pudiera afectar son remotas, porque en caso de modificarse los requisitos necesarios para obtener la pensión, el legislador establecería un régimen de transición para proteger las expectativas legítimas de quienes en ese momento estén ad portas de consolidar su derecho a la pensión. (…)”

Esa respuesta dio lugar al siguiente comentario de otro lector, quien luego de transcribirla anotó: (Editada por razones de espacio) 

“ (…) Qué concepto! Qué esperanza!!! Y está en lo cierto Dr. Riobó; ¿Acaso no fue eso lo que ocurrió cuando se expidió la Ley 100/93 y el acuerdo 049 de 1990? cuando “dispuso la ley que también quedaban amparados por el régimen de transición las personas que a ese momento acumularan 15 años o más de servicios (al 1 de abril de1994). Si en esa época el cotizante acumulaba los 15 años, sin más condición sino esperar cumplir los 60 años de edad si es hombre o 55 si es mujer, estaba consagrado su derecho, o sea, un derecho adquirido…. Y en la actualidad de una manera descarada y desconsiderada se le niega el derecho al régimen de transición. ¿Cuál fue entonces la intención del legislador de la época? PROTEGER! Él no puso condición, ni limitación. Sólo unos años después cambian las reglas del derecho y salen a relucir cambios como el Acto Legislativo 001 de 2005 violando todo el derecho adquirido de todas aquellas personas que en dicha fecha tenían 15 años cotizados (1 abril de 1994) ¿Se imagina cuántas semanas tendría que cotizar para pensionarse? …más de 2100 semanas si se pensionara en el año 2021 y con 62 años de edad si continuara laborando ¡Qué injusticia! Dónde están esas “expectativas legítimas”….Violadas, cercenadas ¿Por qué el legislador del Acto Legislativo 001 de 2005 (12 años después de la Ley 100) de Alvaro Uribe Vélez no cambió el régimen especial para el presidente y las fuerzas militares? El régimen especial presidencial es muy ventajoso frente a los demás ciudadanos: Se pensionan con sólo laborar 4 años y con más de $33.000.000 mensuales. Recuerden, fueron los únicos regímenes especiales que sobrevivieron a la masacre pensional. En resumen, su concepto “….un cambio de legislación en materia pensional lo pudiera afectar son remotas…” debería ser lo correcto, pero eso es falso!!! la realidad colombiana es otra…. No tan remota!!!!

Frente a lo dicho por el lector en su comentario, lo único que tenemos para decir es que tiene toda la razón. Precisaríamos sí, que cuando escribimos la respuesta pensamos en la catástrofe que le ocasionó a mucha gente el Acto Legislativo 01 de 2005, con el cual el ejecutivo y el congreso de esa época arrasaron por completo con el derecho adquirido y las expectativas legítimas que tenían muchas personas de pensionarse al amparo del régimen de transición. Sin embargo, mantuvimos incólume el concepto que le estábamos dando al consultante, pues por hallarse éste a pocos meses de cumplir los 62 años de edad, las posibilidades de que en ese interregno se alcanzara a tramitar una reforma al régimen pensional serían remotas, pues el tránsito de una enmienda de tal naturaleza requiere de un tiempo superior al que le hace falta a ese lector para cumplir los 62 años.  O sea que se trataba de un consejo personal y dirigido a un destinatario específico.

Ahora bien, debido a que el tema pensional siempre nos ha atraído, nos propusimos leer todo lo que se pusiera a nuestro alcance sobre las facultades y posibilidades legales y constitucionales  que tenía el constituyente derivado para expedir ese acto legislativo con los alcances e implicaciones que le atribuyó, y la verdad es que no hemos encontrado ni un solo argumento, razón, o teoría que explique y justifique el abuso y el atropello de que fueron  víctimas los trabajadores colombianos con la expedición de esa enmienda.  Y si bien es cierto, el constituyente se  propuso justificar los alcances  de su obra aduciendo que la enmienda era necesaria para asegurar la sostenibilidad financiera del sistema  de seguridad social, ese argumento es frágil y menesteroso porque no es despojando de sus derechos a los trabajadores y pensionados (redistribuyendo la pobreza) como se puede lograr y garantizar dicha sostenibilidad financiera, tal como lo han hecho ver autorizados analistas.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.