Agente oficioso no puede representar válidamente la sociedad ante la ausencia del representante legal principal

Ante la ausencia del representante legal principal de una sociedad un agente oficioso no puede representarla para presentar recursos o alegatos ante una autoridad administrativa, como puede ser la Dian.

En caso de ausencia del representante legal principal, quien debe representar la sociedad es el representante legal suplente que esté inscrito en el registro mercantil, y si este no pudiere o no existiere (si eso fuere posible), en toco caso el agente oficioso no podrá representar a la sociedad.

Ante la imposibilidad de que el representante legal, sea el principal o el suplente puedan representar a la sociedad, el camino a seguir no es delegar tal facultad a un agente oficioso sino que se ha de otorgar un poder con las suficientes facultades que le permitan al apoderado hacer las gestiones pertinentes en defensa de los intereses de la sociedad. El poder deberá ser constituido por el representante legal, por supuesto.

En reciente sentencia de la sección cuarta del consejo de estado (27 de septiembre de 2012, expediente 17874) se dijo al respecto:

“En el caso concreto, como se dijo, la principal inconformidad de la sociedad demandante es que el Instituto de los Seguros Sociales haya rechazado de plano la intervención que, en calidad de agente oficioso, presentó el abogado Humberto Rojas Giraldo, que formuló excepciones contra el mandamiento de pago N° 0099  de 2004, ante la ausencia temporal del gerente general de la sociedad XXXX.

La agencia oficiosa (también conocida como gestión de negocios ajenos) es el acto jurídico que permite que, sin que medie poder u delegación expresa de representación, se promueva la defensa de los derechos de una persona, que por ausencia o incapacidad, no puede ejercerla directamente ante una autoridad administrativa o judicial.

La Sala advierte que, en el caso concreto, no era procedente que el abogado Rojas Giraldo actuara como agente oficioso de la sociedad demandante, en la medida que no se cumplían los presupuestos para esa forma especial de intervención.

En efecto, es evidente que la ausencia temporal del gerente general no era razón suficiente para que se agenciaran los derechos de la sociedad, pues lo cierto es que, ante esa circunstancia, el gerente suplente podía actuar directamente en representación de la compañía o constituir apoderado para que presentara las excepciones contra el mandamiento de pago.

Es cierto que, según el certificado de existencia y representación, ante la ausencia temporal del gerente general, el gerente suplente podía actuar como representante legal de la sociedad xxx En dicho certificado se puede leer lo siguiente: “EL REPRESENTANTE LEGAL: LA SOCIEDAD TENDRÁ UN REPRESENTANTE LEGAL CON UN SUPLENTE ELEGIDOS POR UN PERIODO DE DOS AÑOS POR LA JUNTA DIRECTIVA. EL REPRESENTANTE LEGAL TENDRÁ LAS FUNCIONES INHERENTES A SU CARGO Y EN ESPECIAL LAS SIGUIENTES: 1) REPRESENTAR A LA SOCIEDAD ANTE LOS ACCIONISTAS, ANTE TERCEROS Y ANTE TODA CLASE DE AUTORIDADES DEL ORDEN ADMINISTRATIVO Y JURISDICCIONAL… EL GERENTE: LA SOCIEDAD TENDRÁ UN GERENTE, CON UN SUPLENTE QUE REEMPLAZARÁ AL PRINCIPAL EN SUS FALTAS ACCIDENTALES, TEMPORALES O ABSOLUTAS.

De modo que bastaba la inscripción en el certificado de existencia y representación para que el gerente suplente ejerciera directamente la representación de la sociedad u otorgara poder a un abogado para que presentara las excepciones contra el mandamiento de pago.

Siendo así, como la intervención del agente oficioso era inválida, lo procedente era que la administración no se pronunciara de fondo frente a las excepciones que propuso, pues se configuraba un auténtico caso de falta de poder para actuar.

Queda, pues, desvirtuada la validez de la intervención del agente oficioso y, por ende, como se anunció, la Sala se abstendrá de examinar los demás argumentos del cargo de nulidad que propuso la demandante, que están dirigidos a demostrar la prosperidad de la excepción de falta de título ejecutivo.”

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.