Ahorra en los tiempos buenos para aprovechar los tiempos malos

Todos conocemos la historia bíblica que cuenta el sueño de las siete vacas flacas y las siete vacas gordas, interpretación que sigue válida en la actualidad, e inclusive se le puede dar otro alcancen mucho más benéfico.

Bastante hemos hablado aquí sobre la crisis financiera que afronta actualmente el mundo, pues mucho se aprende de ella. Y no solo se trata de aprender para evitar los mismos errores, sino de aprender a sacar provecho de la crisis, algo en que son especialistas algunos especuladores.

Básicamente la crisis se originó en la burbuja inmobiliaria surgida en varios países, principalmente en los estados unidos.

Durante el tiempo que duró la burbuja, fueron tiempos buenos, de vacas gordas, donde los especuladores obtenían grandes ganancias vendiendo viviendas e inmuebles a elevados precios a desprevenidos y despistados ciudadanos, que por su necesidad de vivienda, se sometieron a pagar precios exorbitantes y prohibitivos para muchos.

Cuando la burbuja a reventado y  la crisis ha llegado, lo que subió pues bajó, y hoy se estima que el precio de la vivienda en estados unidos ha bajado entre un 30% y un 40%, a tal punto que al vender una vivienda hipotecada, no alcanza para pagar ni la mitad de la deuda adquirida para comprar esa vivienda.

Si en un tiempo los precios de los inmuebles eran prohibitivos para muchos, hoy son asequibles a muchos.

Esto nos dice que cuando se presente una burbuja especulativa como la inmobiliaria, que se caracteriza por la abundancia y la especulación, es tiempo para ahorrar y esperar a que la inevitable crisis aparezca y luego poder comprar todo lo se quiera a bajos precios.

Esta crisis ha hecho que mucha gente en lugar de comprar esté desesperadamente vendiendo sus viviendas, vehículos, inversiones, etc., hecho que se convierte en una gran oportunidad para comprar barato, pero esto sólo lo puede hacer aquella persona que en tiempos de abundancia y especulación ahorró, y para ello, no hay que entrar en el juego de la euforia financiera y la especulación, puesto que los que lo hicieron no pudieron ahorrar y ahora están quebrados pues lo que compraron a precios elevados, hoy no vale casi nada. Y sino que lo digan los genios de Wall Street.

No se trata de ahorrar en los tiempos buenos para sobrevivir en los tiempos malos; se trata de ahorrar en los tiempos buenos para sacar el máximo provecho en los tiempos malos, para prosperar en los tiempos malos donde muchos quiebran.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.