Ante una crisis el recorte de personal debe ser arriba y no abajo

Cuando una empresa afronta una crisis, la primera medida que suelen tomar sus administradores es el recorte de personal operativo, el personal que conforma la base de la pirámide.

El problema de esta decisión es que es precisamente el personal operativo el que permite a la empresa funcionar, operar, de suerte que si se recorta este personal, implica necesariamente que la productividad y en nivel de producción pueden disminuir, lo que en ciertos casos puede ser contraproducente.

De otra parte, el recorte de personal operativo es el que menos gastos ahorra puesto que son estos empleados los que tienen sueldos más bajos, por lo que si se quiere tener un efecto importante en los gastos, habrá que despedir muchos empleados.

En contraste, los empleados de la parte directiva, jefes de departamentos, en fin los de la base superior de la pirámide, son los que tienen sueldos más altos, mas beneficios y que en caso de prescindir de ellos, muy seguramente la operatividad y productividad de la empresa no se vea tan afectada, por lo que no estaría demás considerar primero un recorte en esta parte del personal.

Seguramente el costo de dos empleados operativos es el de un directivo, por lo que indudablemente la empresa se afectará menos si se despide a un directivo y no a dos empleados operativos y a la vez se logra el mismo efecto financiero.

Bien dice el refrán que la cuerda se corta por su lado más débil y en este caso, la parte más débil está compuesta por los trabajadores de base, los operativos.

En muchas empresas son más los que mandan que los que trabajan, por lo que cualquier recorte de personal debería iniciarse en los que mandan. Hay empresas que dan mucha importancia a los jefes de departamentos y supervisores que en algunos casos son cargos prescindibles, y más en tiempos de crisis.

Lo último que debería hacer la empresa cuando enfrenta una crisis, es despedir a los empleados que permiten la operatividad de la empresa, los que la hacen funcionar.

Sin duda que al tomar una decisión de recorte de personal, se debe buscar el equilibrio perfecto, puesto que tampoco se puede privar a la empresa de personal directivo de gran importancia, pero sólo el estrictamente necesario para tiempos de crisis.

La decisión también depende del tipo de crisis, puesto que algunas crisis no son más que el resultado de estrategias equivocadas y la solución estará precisamente allí en las estrategias, y en este caso se puede requerir personal especializado en la parte superior de la pirámide por lo que no se puede privar a la empresa de este tipo de personal.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.