Aplicación del control de legalidad cuando el auto admisorio no ha sido notificado a la entidad que corresponde en materia contenciosa administrativa

Al momento de dictar el auto admisorio de la demanda este puede ordenar notificar a una entidad diferente a la demandada, cuando se surte la notificación esta se hace de conformidad con el auto admisorio y conforme a lo señalado por el artículo 199 del CPACA, el cual señala en su inciso primero lo siguiente:

“El auto admisorio de la demanda y el mandamiento de pago contra las entidades públicas y las personas privadas que ejerzan funciones propias del Estado se deben notificar personalmente a sus representantes legales o a quienes estos hayan delegado la facultad de recibir notificaciones, o directamente a las personas naturales, según el caso, y al Ministerio Público, mediante mensaje dirigido al buzón electrónico para notificaciones judiciales a que se refiere el artículo 197 de este Código”.

En este caso le asiste al juez o magistrado según el caso, echar mano de la figura denominada control de legalidad; el control de legalidad es la posibilidad de sanear o corregir los vicios que puedan generar una nulidad procesal o que generen una irregularidad, como en el caso que nos ocupa el hecho de ordenar notificar a quien no es el demandado; el control de legalidad se encuentra establecido en el artículo 132 del código general del proceso.

La ley 1437 de 2011 tiene en su artículo 306 una  remisión expresa a las normas de procedimiento civil vigentes, en este caso el código general del proceso, manifestando dicho artículo que lo no regulado por el CPACA se regirá por las normas de procedimiento civil siempre y cuando no sean incompatibles con el proceso y las actuaciones.

En caso de ordenar notificar a la entidad que no corresponde al demandado, el juzgador  aplicando el control de legalidad ordenará mediante auto que se notifique el auto admisorio a la entidad que realmente es la demandada.

El objetivo de este control de legalidad,  es eliminar del proceso todos esos aspectos que más adelante puedan generar nulidad procesal o que generen una irregularidad; situaciones que podrían coartar el efectivo acceso a la justicia que deben tener los ciudadanos, en el caso mencionado es un error en el auto admisorio y el control de legalidad no es más que la posibilidad de corregir el mismo.

El auto que corrige la situación cuenta como auto admisorio para la parte a la que se ordena notificar, esta tendrá el término legal para contestar la demanda.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.