Aplicación del sistema del cuociente electoral en las sociedades comerciales

Superintendencia de sociedades.

Santafé de Bogotá, D.C., 12 de octubre de 1996.
Doctor
Gustavo Tamayo Arango
Calle 72 No. 5-83 piso 6.
Ciudad

Ref. Aplicación del sistema del cuociente electoral.

Aviso recibo de su comunicación radicada el pasado 29 de agosto con el número 137.909-0, a través de la cual se sirvió formular una serie de interrogantes relacionados con el tema de la referencia, los que de acuerdo al orden en que fueron planteados se sintetizan así:

1. El sistema del cuociente electoral se utiliza únicamente cuando es la asamblea general de accionistas la que va a elegir un cuerpo colegiado?

1.1. Si la junta directiva elige un comité cuyas decisiones son obligatorias, es aplicable el sistema aludido?

1.2. En caso afirmativo como se aplicaría el cuociente electoral teniendo en cuenta que en la junta directiva no necesariamente están representados todos los accionistas?

Si bien la doctrina y esta Entidad en particular ha tratado ampliamente el tema del cuociente electoral desde el punto de vista de la finalidad que cumple, no viene al caso detenerse en ese aspecto teniendo en cuenta que las inquietudes propuestas apuntan específicamente a determinar el ámbito de la aplicación, por lo cual solo este punto procede a analizar.

De acuerdo con el artículo 197 del Código de Comercio, siempre que en las sociedades se trate de elegir a dos o más personas para integrar una misma junta, comisión o cuerpo colegiado se aplicará el sistema del cuociente electoral, el que se determinará según el procedimiento que la norma indica. Agrega ésta que las personas elegidas no podrán ser reemplazadas en elecciones parciales sin proceder a una nueva elección por el mismo sistema indicado a menos que las vacantes se provean por unanimidad.

Como de la simple lectura de la norma se puede apreciar, es claro que no fue la intención del legislador instituir el sistema del cuociente electoral únicamente para el caso de las elecciones que corresponda efectuar a la asamblea general de accionistas, sino que por el contrario hizo explícitamente extensiva su aplicación a todos los eventos en que se den los presupuestos descritos en la norma,, esto es, que se vayan a elegir dos o más personas, y que estas deban integrar una misma junta, comisión o cuerpo colegiado de manera que independientemente del órgano social al que compete la elección, siempre que esta cumpla con dichos requisitos, se hace obligatoria su aplicación.

De consiguiente y teniendo en cuenta que las disposiciones de carácter imperativo que establezcan un sistema o una mayoría especial, como es el caso del artículo 197 citado que regula la elección de dos o más personas para integrar un mismo cuerpo colegiado, junta o comisión, son de obligatorio cumplimiento y por tanto no pueden ser modificadas por las partes, es forzoso ante los interrogantes planteados responder que para la elección
que la junta directiva haya de realizar deberá emplearse el sistema del cociente, en la medida que cuando se trate de elegir a dos o más personas con el propósito de que integren un cuerpo colegiado, cualquiera que sea la denominación que convencionalmente se haya adoptado, caso en el cual el sistema se aplicará también con sujeción a las reglas para ese fin establecidas por la misma norma, en concordancia obviamente con las disposiciones legales y estatutarias a que está supeditado el funcionamiento del órgano social aludido.

En otras palabras debe darse aplicación al sistema del cociente electoral, siempre que la elección de que se trate tenga por objeto la integración de un órgano de carácter colectivo o colegiado, el cual se patentiza en la pluralidad impuesta en los estatutos o en la ley, en el modo como se eligen sus miembros y en la forma como este delibera y decide, teniendo en cuenta que por virtud de esa característica esencial, cada uno de sus integrantes individualmente considerados carece de capacidad decisoria, de suerte que las funciones asignadas se desempeñan de modo colectivo y por consiguiente, sus determinaciones también tienen esa característica.

2. Podría entenderse que el nombramiento o elección que haga la junta directiva de un comité cuyas decisiones sean obligatorias no se entiende como una “elección” y por ello no aplicaría el sistema del cuociente electoral?

Lo expuesto en el punto anterior deja absuelto este interrogante, pues como quedó visto, lo que determina la obligación de aplicar el sistema del cociente electoral no es el órgano social que realice la elección, sino el carácter que ostente en su caso el comité que se proyecte conformar, el que a su vez dependerá de las características que convencionalmente le hayan de imprimir para los fines que motivan su creación.

A propósito de los comités cabe comentar que en la práctica suelen integrarse en algunas sociedades tales comités de expertos en determinada clase de negocios, o de asesores técnicos en áreas específicas y que como tal pueden estar previstos en los estatutos, pero sin atribuciones de índole administrativa que impliquen delegación de las funciones que de acuerdo con los estatutos o la ley le correspondan a la junta directiva que es el cuerpo colegiado elegido por el máximo órgano social con la finalidad de que en el seno de la misma sus voceros directamente intervengan en la administración social, entre otras porque la función de aquellos consiste en realizar tareas concretas de orden interno, en ocasiones simplemente consultivas, además de que aceptar tal delegación permitiría diluir la responsabilidad impuesta a los administradores por la misma ley.

3. Podría incluirse en los estatutos de una sociedad interesada en el proceso de la concesión de licencia para larga distancia, que exista un comité cuyas decisiones sean obligatorias para la sociedad y cuyos miembros sean designados o nombrados por el “socio fundamental” sin que sea necesario para tal efecto aplicar el sistema del cociente electoral?

El interrogante anterior lo presenta en consideración a la norma de Regulación de las telecomunicaciones, según la cual para calificar como interesado en el proceso de la concesión de la respectiva licencia, es necesario que uno de los socios, “el socio fundamental de la compañía interesada cuente con cierta experiencia en el área de las telecomunicaciones y que las decisiones técnicas y concernientes requieren de su aprobación.

En lo atinente a la forma que procede para efecto de la elección del presunto comité, habrá de estarse a lo señalado en los puntos anteriores.

Ahora bien, aunque este despacho desconoce exactamente los términos de las normas sobre larga distancia a que hace alusión su consulta, infiere por lo expuesto en su escrito que si el requisito que se exige en relación con el “socio fundamental” además de las condiciones relativas a su idoneidad en el área de telecomunicaciones, es que las decisiones técnicas y concernientes a las mismas cuenten con su aprobación, esa
finalidad no se cumpliría otorgándole estatutariamente al referido socio la facultad de designar los miembros integrantes de un comité, así sea que las funciones del mismo estén relacionadas con los asuntos que impliquen decisiones técnicas y concernientes al área de las telecomunicaciones, pues de ser así, el Socio fundamental no estaría directamente participando en la toma de las decisiones que de acuerdo con las referidas normas requieren de su aprobación en razón precisamente a sus calidades personales.

En los anteriores términos espero hayan sido absueltas sus inquietudes advirtiendo que el concepto expresado esta sujeto a los alcances que establece el artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.
Atentamente,

JUAN JOSE RODRIGUEZ ESPITIA
División de Estudios Jurídicos

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.